Kurdos empiezan a retirarse en norte de Siria

Combatientes y civiles kurdos comenzaron a evacuar un asediado pueblo sirio el domingo, la primera retirada bajo el cese de fuego negociado por Estados Unidos y allanando el camino para un mayor retir...

Combatientes y civiles kurdos comenzaron a evacuar un asediado pueblo sirio el domingo, la primera retirada bajo el cese de fuego negociado por Estados Unidos y allanando el camino para un mayor retiro de sus fuerzas de partes de la frontera turca.

La evacuación es un impulso para el inestable cese de fuego desde que comenzó el jueves por la noche. Han surgido enfrentamientos a diario, con ocasionales disparos de artillería, especialmente en los alrededores de Ras al-Ayn, pueblo fronterizo donde los combatientes kurdos han sido rodeados por fuerzas lideradas por turcos.

Un funcionario local en Ras al-Ayn dijo a The Associated Press que combatientes kurdos y civiles han comenzado a salir en convoyes pero que no estaba seguro si terminarían de salir el domingo. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para hablar sobre el proceso.

La tregua sólo estipula la retirada de combatientes kurdos, pero los civiles kurdos también están saliendo porque sin protección temen atrocidades por las fuerzas sirias respaldadas por turcos. Esos combatientes, que son árabes y muchas veces extremistas islámicos, han sido acusados de asesinatos de civiles kurdos y capturaron combatientes durante su campaña y en otros territorios sirios tomados en campañas turcas desde el 2017.

Redur Khalil, alto funcionario de las Fuerzas Democráticas Sirias, lideradas por kurdos, dijo que tras la evacuación de Ras al-Ayn, las fuerzas se retirarán de una zona de unos 120 kilómetros (75 millas) de ancho y 30 kilómetros (20 millas) adentro entre Ras al-Ayn y el pueblo de Tel Abyad hacia el oeste.

Conforme al acuerdo, el retiro debe concluir el martes por la noche, cuando vence el cese de fuego, o pausa de combates como lo llama Turquía.

El gobierno del presidente Donald Trump negoció el acuerdo tras ser fuertemente criticado en Estados Unidos y el extranjero por allanar el camino para la invasión turca al retirar abruptamente a sus soldados del noreste de Siria. Al hacer esto abandonó a las fuerzas lideradas por kurdos, que se habían aliado con estadounidenses para combatir al grupo Estado Islámico.