Hongkoneses preparan una marcha en desafío a veto policial

Las autoridades hongkonesas redoblaban la seguridad el domingo antes de una marcha prodemocracia no autorizada.

Las autoridades hongkonesas redoblaban la seguridad el domingo antes de una marcha prodemocracia no autorizada.

En torno a una estación de tren en la que se esperaba que terminara la manifestación se colocaron barreras de plástico llenas de agua. La marcha se sumaba a las protestas de los últimos cinco meses en el territorio semiautónomo chino.

La operadora del metro de la ciudad restringió el acceso de los pasajeros a la estación de West Kowloon.

Los organizadores afirmaron que la marcha seguiría adelante aunque la policía no la hubiera autorizado, alegando riesgos para la seguridad pública.

Los partidarios del movimiento se reunían en el punto de inicio de la manifestación, en un paseo marítimo. Muchos llevaban máscaras, desafiando la prohibición del gobierno a los objetos que cubren el rostro en reuniones públicas, y algunos voluntarios repartían más a la multitud.

La policía detuvo a un hombre el sábado acusado de apuñalar a un activista que repartía panfletos.