AMLO agradece llamada de Trump tras liberar a sospechoso

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo el sábado que su colega estadounidense Donald Trump le llamó por teléfono para expresar su solidaridad ante los hechos de esta semana en la...

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo el sábado que su colega estadounidense Donald Trump le llamó por teléfono para expresar su solidaridad ante los hechos de esta semana en la ciudad norteña de Culiacán, donde fue cancelada una operación para arrestar a un narcotraficante ante la reacción violenta de un cártel local.

En un tuit, López Obrador agradeció a Trump por mostrar respeto a nuestra soberanía y su voluntad por mantener una política de buena vecindad.

Después, durante un acto público en el estado sureño de Oaxaca, López Obrador dio más detalles en torno a la llamada. Señaló que sobre los acontecimientos en Culiacán explicó a Trump que estos asuntos, por delicados que sean, los tenemos que resolver de manera soberana y de manera independiente los mexicanos.

Varios enfrentamientos a tiros se desataron el jueves en la ciudad de 800.000 habitantes cuando las autoridades intentaron arrestar a Ovidio Guzmán, hijo del capo del narcotráfico Joaquín El Chapo Guzmán Loera, ante un pedido de extradición de Estados Unidos.

El gobierno de López Obrador enfrentó severas críticas internas porque en esa operación Ovidio Guzmán fue capturado y puesto en libertad después de que sujetos armados tomaran a soldados como rehenes y escenificaran durante horas enfrentamientos en las calles. Miembros armados del cártel se desplazaron en diversos vehículos, uno de los cuales, un camión de carga chico, tenía una ametralladora de grueso calibre instalada en la caja. Los fallecidos en la refriega fueron cinco agresores, un miembro de la Guardia Nacional, un civil y un preso que había escapado con otros de una prisión.

Guzmán padre fue sentenciado a prisión perpetua en Estados Unidos. Ovidio Guzmán fue acusado formalmente en 2018 en Washington, junto con un cuarto hermano, de tráfico de cocaína, metanfetaminas y marihuana.

El gobierno dijo que decidió cancelar sobre la marcha la operación del jueves para evitar un mayor derramamiento de sangre. Sin embargo, los detractores aseguran que cedió territorio a un cartel delictivo.

No somos dictadores, no somos tiranos, declaró el sábado López Obrador. Nosotros vamos siempre a respetar la vida de todos los seres humanos. Y se puede lograr así la paz.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo el sábado a la prensa que López Obrador y Trump acordaron por teléfono que ambos países trabajen en forma conjunta para que congelemos el tráfico de armas hacia México.

En México, está prohibida que civiles posean armamento de alto calibre y uso militar como el exhibido el jueves por miembros del grupo delictivo de Ovidio Guzmán. Las autoridades mexicanas consideran que la mayoría de esas armas provino de Estados Unidos.

Ebrard dijo que él y otros funcionarios mexicanos se reunirán en los próximos días con sus contrapartes estadounidenses para examinar acciones tendentes a frenar el tráfico de armas hacia México.

Ebrard dijo que si no se hubiera dejado libre a Ovidio Guzmán el jueves más de 200 civiles habrían muerto en esa operación. Miembros armados del grupo delictivo también se habían colocado frente a un complejo de viviendas habitado por esposas e hijos de soldados.

El daño colateral no es aceptable, afirmó Ebrard en referencia a la posible pérdida de vidas de civiles. Ebrard señaló que siguen vigentes las órdenes de aprehensión de Ovidio Guzmán y otras personas.