Legisladores británicos votan si demorar decisión de Brexit

El plan del primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, para que el parlamento apruebe su acuerdo de divorcio de la Unión Europea quedó en duda el sábado ya que los legisladores votarán prime...

El plan del primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, para que el parlamento apruebe su acuerdo de divorcio de la Unión Europea quedó en duda el sábado ya que los legisladores votarán primero si demoran, una vez más, su decisión final sobre el Brexit.

En una inusual sesión parlamentaria, Johnson imploró a los diputados que ratifiquen el pacto que cerró con los líderes de los otros 27 países del bloque el jueves. Según el dirigente, los miembros de la Cámara de los Comunes deberían unirse como demócratas para poner fin a este debilitante pleito que divide a la nación desde el referéndum sobre la pertenencia al bloque de junio de 2016.

"Ahora es el momento de que esta gran Cámara de los Comunes se una (...) como creo que la gente en sus casas espera, señaló Johnson en su discurso.

Pero podría no tener la votación que ansía.

Al inicio de la sesión, el presidente de la cámara, John Bercow, dijo que primero permitirá que los diputados se pronuncien sobre una enmienda que, básicamente, aplaza la decisión sobre el pacto con Bruselas para otro día. Los impulsores de la medida sostienen que esto eliminará el riesgo de que el país deje el bloque sin acuerdo el 31 de octubre. Según los economistas, un Brexit duro frenaría el comercio y dejaría a la economía británica en recesión.

Esta propuesta hace que el apoyo al acuerdo dependa de que la ley necesaria para aplicarlo sea aprobada también en la cámara, algo que podría demorarse varios días o incluso semanas.

Uno de los legisladores responsables de la enmienda, Oliver Letwin, explicó que evitará que Londres abandone la UE a final de mes por error si algo sale mal durante la aprobación de la legislación para la implementación.

Además dará a los diputados otra oportunidad de examinar, y posiblemente modificar, los términos de la salida durante la tramitación de la legislación.

Si la enmienda recibe luz verde, Johnson tendrá que solicitar a Bruselas otra demora en la fecha del Brexit. El mes pasado, la cámara baja británica aprobó una norma que obliga al ejecutivo a hacerlo si el acuerdo de divorcio no se acepta el sábado.

El primer ministro indicó que cumpliría el requisito a disgusto. La ley le obliga a pedir la ampliación, pero indicó que "no puede cambiar mi opinión de que una nueva demora no tiene sentido, es costosa y profundamente corrosiva para la confianza pública.

Johnson advirtió además que el sí del bloque podría no estar asegurado.

"Hay muy poco interés entre nuestros amigos en la UE para que este asunte se prolongue un día más, afirmó. "Llevan tres años y medio con este debate.

Mientras los diputados ocupaban sus puestos en la Cámara de los Comunes en su primera sesión en sábado desde la Guerra de las Malvinas en 1982, se esperaba que decenas de miles de contrarios al Brexit marchasen hacia el edificio pidiendo un nuevo referéndum.

Desde que cerró el acuerdo con la UE el jueves, Johnson ha estado implorando y presionado a legisladores tanto conservadores como de la oposición en un intento de sumar apoyos a su causa.

El Partido Conservador de Johnson tiene solo 288 de los 650 escaños del parlamento, por lo que depende del respaldo de otros partidos y de legisladores independientes para sacar adelante el documento.

___

El periodista de The Associated Press Mike Corder contribuyó a este despacho.