Solicitan en una corte que se anule la compilación de archivos telefónicos

  • Grupos defensores de las libertades civiles hicieron la solicitud.
  • Piden que se vuelva a anular por inconstitucional la parte de una ley que el Gobierno usa para justificar el almacenamiento de archivos.
  • La NSA comenzó a compilar dentro del país archivos de llamadas telefónicas después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.
La Ley de Espionaje permite realizar escuchas telefónicas.
La Ley de Espionaje permite realizar escuchas telefónicas.
ARCHIVO

Grupos defensores de las libertades civiles solicitaron el martes a una corte federal de apelaciones que vuelva a anular por inconstitucional la parte de una ley que el gobierno utiliza para justificar la compilación y almacenamiento de archivos telefónicos de estadounidenses.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) y la Unión de las Libertades Civiles de Nueva York pidieron en sus documentos presentados ante la Corte de Apelaciones del 2do Circuito en Manhattan que ésta diga en un fallo que una ley aprobada el 2 de junio por el Congreso es utilizada ilegalmente.

El punto no es qué vigilancia ha proscrito el Congreso, sino cuál es la que ha autorizado La Agencia de Seguridad Nacional(NSA por sus siglas en inglés) ha dependido de esa ley y de un fallo de la Corte de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera para seguir compilando información.

Un panel de tres jueces del 2do Circuito anuló en mayo la ley pero no suspendió de inmediato la compilación de datos telefónicos. El panel dijo que la compilación a gran escala de archivos telefónicos de estadounidenses era ilegal porque no la autorizó el Congreso, al que exhortó a que definiera ese punto.

En su nuevo documento presentado ante la corte, la ACLU dijo que el Congreso no ha ampliado las facultades al gobierno y que sería "extraño" que la Corte de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera concluyera que el legislativo había autorizado implícitamente la compilación a gran escala si no la prohibió expresamente.

"En nuestra democracia, el gobierno sólo tiene las facultades que el pueblo le ha conferido; el punto no es qué vigilancia ha proscrito el Congreso, sino cuál es la que ha autorizado", escribieron los abogados.

La NSA comenzó a compilar dentro del país archivos de llamadas telefónicas después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Desde 2006, la agencia ha conseguido órdenes del Tribunal de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera.