Muere a los 64 años Joan Sebastian, 'El Rey del Jaripeo'

  • Murió este lunes a las 19:15 horas en su rancho, en Guerrero, México.
  • 'El Rey del Jaripeo' luchó durante 15 años con el cáncer.
  • La enfermedad lo alejó de los escenarios desde hace varios meses.
El cantatnte Joan Sebastian durante un concierto.
El cantatnte Joan Sebastian durante un concierto.
NOTIMEX

El cantautor mexicano Joan Sebastian murió este lunes a las 19:15 horas en su rancho de Guerrero, víctima de cáncer.

"Hoy comprendí que morir es un acto de amor", escribió en Twitter su hijo José Manuel Figueroa, quien acompañó un mensaje mencionando la cuenta de su padre con una clave de sol y un corazón roto.


El cantante mexicano murió tras haber pasado años luchando contra el cáncer, confirmó a The Associated Press un representante de Universal Music Latin Entertainment-Fonovisa, su disquera, sin proporcionar detalles. La cadena Televisa había anunciado poco antes que falleció en su rancho en su natal Juliantla, Guerrero. No especificó las causas.

"Se nos adelantó un gran maestro y amigo, un hombre que creía en los sueños, que siempre luchó por vivir. GRACIAS POR TANTO JOAN", tuiteó el cantante mexicano Alejandro Fernández.

Coreado en los abarrotados palenques mexicanos y celebrado por sus colegas, Joan Sebastian gestó una prolífica carrera en la que acumuló infinidad de reconocimientos y se ganó la admiración de colegas gracias a sus dotes para crear grandes canciones.

José Manuel Figueroa (su verdadero nombre) nació el 8 de abril de 1951. Con más de 35 álbumes y premios que incluyeron cinco Grammy y siete Latin Grammy, se destacó como compositor y productor.

Debutó con el tema "El camino del amor", que le abrió paso por Latinoamérica. Un años después el grupo argentino Mediterráneo interpretó su canción "Sembrador de amor" en la Copa Mundial de 1978.

La maestría con las que dio vida a temas románticos, de desamor y otros que exaltaban a la mujer le valieron el mote de "El poeta del pueblo". Figuras como Vicente y Alejandro Fernández, Pepe Aguilar y la fallecida Rocío Dúrcal grabaron algunas de sus canciones.

Su único enemigo fue el cáncer, que logró sortear en tres ocasiones. En 1999 fue diagnosticado con cáncer en los huesos por vez primera y en 2007 y 2012 le fue diagnosticado nuevamente. La enfermedad llegó a afectar sus cuerdas vocales, pero jamás le hizo pensar en abandonar los escenarios.