Poco probable que la OTAN expulse a Turquía

Es poco probable que la OTAN expulse a Turquía, a pesar de la ofensiva de ese país en el norte de Siria y las amenazas de la alianza de imponerle sanciones económicas. En el pasado han surgido tens...

Es poco probable que la OTAN expulse a Turquía, a pesar de la ofensiva de ese país en el norte de Siria y las amenazas de la alianza de imponerle sanciones económicas. En el pasado han surgido tensiones a lo interno de la OTAN, que han sido eventualmente superadas.

Desde la crisis del Canal de Suez en 1956 a la decisión de Francia de excluirse del esquema militar en 1967 ” que obligó a la alianza a mudar su sede a Bruselas ” e incluso las profundas discrepancias entre sus miembros en torno a la invasión de Irak en el 2003, la OTAN ha superado peores disyuntivas y hasta ahora ningún país ha abandonado la agrupación ni ha sido expulsado.

Aparte de eso, Turquía tiene una gran importancia estratégica para la OTAN. Es un país enorme y de mayoría musulmana que colinda con el Estrecho del Bósforo, un puente crucial entre Europa, Asia y el Medio Oriente. Es además la única vía marítima hacia el Mar Negro, donde está basada la flota naval de Rusia.

Turquía posee el segundo ejército más numeroso de la OTAN después de Estados Unidos, y mantenerlo dentro de la alianza ayuda a contener las tensiones históricas que han perdurado con la vecina Grecia.

Los países integrantes de la OTAN además dependen de la base aérea Incirlik en el sudeste de Turquía como punto de tránsito para sus operaciones en el Medio Oriente. Desde allí despegan vuelos de vigilancia aérea y Estados Unidos mantiene armas nucleares en ese lugar.

Creo que es mejor tener a Turquía dentro de la OTAN que fuera de la OTAN, sinceramente. Creo que es importante tenerlos dentro de la familia, que participen en las discusiones. Creo que es más fácil trabajar con ellos así, pero no podemos actuar como si esto no hubiera pasado, declaró la primera ministra noruega Erna Solberg el martes.

Aun así, lo cierto es que desde hace tiempo las acciones de Turquía han exasperado a los demás miembros de la OTAN.

La ofensiva en Siria ocurre después de que Turquía adquirió misiles rusos S400, que amenazan la seguridad de la OTAN y al jet F-35. El presidente turco Recep Tayyip Erdogan además expulsó a miles de militares tras el fallido intento golpista del 2016. Algunos de esos militares han obtenido asilo político en países miembros de la OTAN.

En este momento este es mayor desafío político-militar que enfrenta la alianza, opinó Ian O. Lesser, vicepresidente de la institución académica Marshall Fund en Alemania.

"Obviamente, desde un punto de vista existencial, no se compara con la necesidad de enfrentar a Rusia en los países bálticos o en el Mar Negro. Pero en cuanto a una crisis política a lo interno de la alianza, y potencialmente una crisis militar, es algo que está muy, muy alto en el temario, agregó.

___

El corresponsal de AP Geir Moulson en Berlín contribuyó con este reportaje.