Haití: Nueva jornada de protestas en contra del presidente

Miles de haitianos se unieron el domingo a una protesta en la capital convocada por la comunidad artística para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moí¯se, incrementando la presión sobre el ...

Miles de haitianos se unieron el domingo a una protesta en la capital convocada por la comunidad artística para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moí¯se, incrementando la presión sobre el asediado mandatario después de casi un mes de marchas que han causado el cierre de escuelas y negocios.

Integrantes de un grupo de arte que participaron en la marcha se manifestaron con pañales en la cabeza y tazones vacíos, mientras que otros corearon consignas en contra de Moí¯se, enojados por la corrupción, la creciente inflación y la falta de productos de primera necesidad en el país más pobre del hemisferio occidental.

No es nuestro presidente y Queremos un Haití diferente, se leía en las pancartas durante la manifestación de Puerto Príncipe, donde se podía ver humo saliendo de escombros en llamas, prendidos por manifestantes.

A diferencia de las protestas recientes, la policía no trató de detener a los manifestantes y la marcha transcurrió sin gases lacrimógenos.

Las demostraciones ocurrieron en medio de un aumento de violencia en la capital haitiana y comunidades aledañas. Las protestas han dejado casi 20 muertes y unos 200 heridos y prácticamente han paralizado el país. Los negocios siguen cerrados y se calcula que dos millones de niños no han podido ir a la escuela, de acuerdo con Naciones Unidas.

Este mes, Moí¯se anunció la creación de una comisión responsable de encontrar una solución que ponga fin a la crisis, pero líderes de oposición han rechazado su convocatoria al dialogo y unidad, y exigen su renuncia.

Muchos también piden una investigación más a fondo después de un informe del Senado de Haití, que acusa a altos exfuncionarios del gobierno del expresidente haitiano Michel Martelly de malversar al menos 2.000 millones de dólares en fondos vinculados a un programa de petróleo subsidiado de Venezuela, y que estaban destinados a programas sociales.

El informe también nombra a una empresa que perteneció a Moí¯se, quien rechaza las acusaciones.