Egipto exhibe féretro devuelto por el Met de Nueva York

Egipto exhibió el martes un antiguo ataúd dorado del siglo I antes de Cristo, que el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York devolvió la semana pasada luego que investigadores estadounidenses det...

Egipto exhibió el martes un antiguo ataúd dorado del siglo I antes de Cristo, que el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York devolvió la semana pasada luego que investigadores estadounidenses determinaron que era una antigí¼edad saqueada.

El ataúd contuvo alguna vez la momia de Nedjemankh, un sacerdote del periodo ptolemaico, hace unos 2.000 años. Desde ahora estará expuesto en el Museo Nacional de la Civilización Egipcia, en El Cairo.

El ministro de Antigí¼edades Khaled el-Anany dijo que la repatriación de esta reliquia "única y maravillosa" muestra una "solidaridad muy fuerte" entre Egipto y Estados Unidos.

El Met se lo compró en 2017 a un intermediario parisino de arte por unos 4 millones de dólares y lo convirtió en la pieza central de una exposición. El objeto precioso fue retirado en febrero, tras presentarse pruebas de que era robado.

Las autoridades egipcias demostraron que la licencia de exportación del féretro "era falsa" tras un pedido de las autoridades estadounidenses, dijo el-Anany.

El encargado de negocios de la embajada estadounidense Thomas Goldberger asistió a la ceremonia de exhibición en El Cairo.

"Estamos encantados de que este hermoso artefacto esté aquí en este museo en Egipto, donde corresponde", dijo.

Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigí¼edades, dio que el féretro está decorado con escenas detalladas y jeroglíficos.

"El nombre del dueño de este ataúd está escrito aquí como 'Nedjemankh' y su título refleja que era un sacerdote. Muy probablemente fue descubierto en el Egipto medio", dijo. La localidad exacta será determinada con más investigaciones.

El Met se disculpó con el gobierno de Egipto. El director del museo, Daniel Weiss, dijo que la institución fue víctima de fraude y que fue un participante involuntario del tráfico ilegal de antigí¼edades.

Los investigadores estadounidenses determinaron que el ataúd fue sacado de contrabando de Egipto a través de Emiratos írabes Unidos, Alemania y Francia. Dijeron que el museo en Nueva York recibió documentos fraudulentos, incluso una licencia egipcia de exportación de 1971 que resultó ser falsa.

El fiscal del distrito de Manhattan Cyrus Vance Jr. y el canciller egipcio Sameh Hassan Shoukry realizaron una ceremonia de repatriación en Nueva York el miércoles pasado.

"Devolver tesoros culturales a sus países de origen es central para nuestra misión de frenar el tráfico de antigí¼edades robadas", dijo Vance Jr.