Demandan a Nueva York por fomentar la discriminación en cuestión de viviendas

  • Interpusieron una demanda ante una corte federal a nombre de tres personas de raza negra en busca de una indemnización.
  • Buscan obligar a la ciudad a que cambie sus prácticas de vivienda asequible.
  • Afirman que esas prácticas tienen repercusiones similares en los residentes latinos.

Una organización de derechos civiles que exige prácticas justas de vivienda demandó el martes a la ciudad con el argumento de que fomenta la segregación al favorecer a personas blancas con casas asequibles en vecindarios de Manhattan donde los habitantes son predominantemente caucásicos.

Dicen que se fomenta la segregación al favorecer a personas blancas con casas asequibles  en ManhattanEl Centro Contra la Discriminación interpuso la demanda ante una corte federal a nombre de tres personas de raza negra en busca de una indemnización no especificada y la intervención del tribunal para obligar a la ciudad a que cambie sus prácticas de vivienda asequible.

El centro afirmó que esas prácticas discriminatorias tienen repercusiones similares en los residentes latinos.

El departamento jurídico de la ciudad dijo que revisará la demanda y emitirá una respuesta.

El director ejecutivo del Centro Contra la Discriminación, Craig Gurian, dijo que los habitantes de Nueva York deben estudiar los hechos antes de alardear sobre la diversidad de la urbe y antes de censurar la diversidad demográfica relacionada con la vivienda en otras ciudades. El centro es una organización sin fines de lucro.

"En Nueva York, no pasan 10 minutos sin que se escuche 'la diversidad en esto, la diversidad en aquello''', agregó. "Nueva York ha hecho menos progreso en contra de la segregación, en particular en lo que se refiere a los afroestadounidenses, que en casi cualquier otra ciudad importante. Pese a todo ese discurso, Nueva York tiene un gran problema".

Según la demanda, se impugna una política de la ciudad que circunscribe las solicitudes de vivienda asequible a las personas que ya viven en el vecindario.

La práctica añeja que reserva 50% de las unidades disponibles en loterías de vivienda para residentes de un vecindario deriva de la discriminación intencional por parte del gobierno, constructores, caseros y otros, se afirmó en el documento.

Como resultado, en el último siglo se ha restringido a los negros a un número pequeño de zonas asoladas por la pobreza, lo que ha resultado en que la mitad de la población de color de la ciudad viva en 15% de sus 59 vecindarios, de acuerdo con la demanda.

Diecisiete distritos comunitarios tenían poblaciones negras de menos de 5%, aun cuando los afroamericanos conforman casi 23% de los habitantes de la ciudad, agregó.