Cumbre de la ONU busca medidas contra cambio climático

Numerosos líderes mundiales prometieron el lunes en la ONU hacer más para frenar el calentamiento mundial, aunque al mismo tiempo reconocieron que sus metas podrían no ser suficientes.

Numerosos líderes mundiales prometieron el lunes en la ONU hacer más para frenar el calentamiento mundial, aunque al mismo tiempo reconocieron que sus metas podrían no ser suficientes.

Sesenta y seis países han fijado metas ambiciosas para reducir el cambio climático y 30 de ellos prometieron anular las emisiones para mediados de este siglo, afirmó el presidente chileno Sebastián Piñera Echenique, quien este año será anfitrión de un foro sobre el clima.

Los líderes de naciones como Finlandia y Alemania prometieron prohibir el uso de carbón en espacio de una década.

El presidente estadounidense Donald Trump llegó, escuchó la exposición detallada de la canciller alemana Angela Merkel y se fue sin pronunciar palabra.

Estados Unidos no participó ni siquiera indirectamente, dijeron organizadores. El secretario general de la ONU Antonio Guterres había dicho que si un país no tenía algo constructivo que aportar, mejor que no venga.

Si bien no hubo palabra alguna de Trump, el mandatario estadounidense, quien niega la existencia del cambio climático, fue tema de varias intervenciones.

En alusión a la decisión de Trump de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París contra el calentamiento global, el representante chino Wang Yi declaró que los países "debemos honrar nuestros compromisos hechos en el Acuerdo de París.

"La ausencia de ciertos países no disminuirá el empeño colectivo de la comunidad mundial", declaró Wang ante grandes aplausos.

El exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, enviado especial de la ONU para temas climáticos, agradeció a Trump por haber venido, añadiendo que ello posiblemente le ayudará cuando usted vaya a formular su política climática, lo que provocó un poco de risas y aplausos.

Aun antes de las promesas de los diversos jefes de estado presentes Greta Thunberg, la activista de 16 años que se ha hecho célebre por sus acciones a favor de la protección del clima, amonestó a los líderes con su típica frase: Cómo se atreven.

Esto está todo mal. Yo no debería estar aquí, declaró Thunberg. "Yo debería estar en mi escuela, al otro lado del océano. Son ustedes los que han acudido a los jóvenes en busca de esperanza. Cómo se atreven. Ustedes me han robado mis sueños, me han robado mi infancia, con su retórica hueca.

Enfatizó que incluso los recortes más estrictos de emisiones de gases le darían el mundo apenas una probabilidad de 50% en limitar el futuro calentamiento del planeta a 0,4 grados centígrados (0,72 grados Fahrenheit), una de las metas globales.

No les permitiremos salir de esto, expresó Thunberg. "Este es el momento en que trazamos el límite.

El secretario general Guterres inauguró el evento afirmando: La Tierra está emitiendo un llanto espeluznante: No más".

Este no es el momento de negociar, dijo Guterres, sino de tomar medidas concretas para detener las emisiones para el 2050. Aseguró que el mundo es capaz de lograr la meta estricta mencionada por Thunberg.

Más de 60 líderes mundiales tienen programado hablar en el evento.