Afganistán: Mueren 40 civiles en redada contra Talibán

Al menos 40 civiles que celebraban una boda murieron durante una redada realizada por las fuerzas especiales afganas y apoyada por ataques aéreos estadounidenses contra refugios talibanes en la provi...

Al menos 40 civiles que celebraban una boda murieron durante una redada realizada por las fuerzas especiales afganas y apoyada por ataques aéreos estadounidenses contra refugios talibanes en la provincia sureña de Helmand, indicaron el lunes funcionarios afganos.

La violencia agitó todavía más a Afganistán, que se enfrenta a un aumento de violencia después de que este mes se vinieran abajo las conversaciones para poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos.

Abdul Majed Akhund, viceconcejero provincial, dijo que la mayoría de los muertos eran mujeres y niños que estaban en una boda que se llevaba a cabo en el distrito Musa Qala.

Akhund agregó que otros 12 civiles resultaron heridos y estaban en un hospital en Lashkar Gah, la capital de la provincia.

Había reportes contradictorios de diferentes fuentes en cuanto a la cantidad de muertos y heridos ya que la zona está bajo control Talibán.

Atahula Afgan, jefe del concejo municipal, dijo que hubo dos redadas independientes en distintas áreas de Musa Qala. En el primer operativo, murieron seis combatientes extranjeros, mientras que el segundo erróneamente impactó a civiles, agregó.

Akhund dijo que las autoridades investigan reportes de que murieron civiles que asistían a una boda la noche del domingo en Musa Qala.

El ministro de defensa de Afganistán dijo en un comunicado que, como resultado de los operativos en el distrito de Musa Qala, 22 miembros extranjeros del Talibán murieron y 14 más fueron arrestados. Entre los terroristas afectados hay cinco ciudadanos de Pakistán y uno de Bangladesh.

El grupo terrorista extranjero estaba activamente involucrado en organizar ataques terroristas y una gran bodega con suministros y equipo de los terroristas también fue destruida, dice el comunicado.

El portavoz del gobernador provincial Omar Zwak, a su vez, dijo que 14 insurgentes _seis de ellos extranjeros_ habían muerto en la redada y se estaban investigando los reportes de bajas civiles.

El ataque mortal sucedió después de un ataque con dron la semana pasada en la provincia orienta Nangarhar en Afganistán, de quien se hizo responsable a las fuerzas estadounidenses y en donde murieron al menos 16 personas y decenas más quedaron heridas, la mayoría de ellos civiles. Las fuerzas de Estados Unidos dijeron que el ataque era contra milicianos del grupo Estado Islámico.