Gran Bretaña atribuye a Irán los ataques en Arabia Saudí

Gran Bretaña ha concluido que Irán fue la responsable de ataques a instalaciones petroleras saudíes, indicó el domingo el primer ministro británico, Boris Johnson. El país consideraría sumarse ...

Gran Bretaña ha concluido que Irán fue la responsable de ataques a instalaciones petroleras saudíes, indicó el domingo el primer ministro británico, Boris Johnson. El país consideraría sumarse a la iniciativa militar que lidera Estados Unidos para reforzar las defensas del reino árabe, añadió.

Sin embargo, Johnson señaló que Gran Bretaña trabajará con sus aliados para desescalar las tensiones en Oriente Medio, disparadas desde los ataques del 14 de septiembre a la planta de procesamiento de crudo más grande del mundo y un campo petrolífero.

Londres había evitado hasta ahora atribuir la autoría del ataque con drones y misiles. Estados Unidos y Arabia Saudí culpan a Irán.

El líder conservador dijo el domingo a los periodistas que viajaban con él a Nueva York para la Asamblea General de Naciones Unidas que ahora Gran Bretaña atribuye la responsabilidad a Irán con un alto grado de probabilidad.

Trabajaremos con nuestros amigos estadounidenses y nuestros amigos europeos para construir una respuesta que intente desescalar tensiones en la región del Golfo, dijo el mandatario.

El presidente de Irán, Hasán Ruhani, dijo poco antes de iniciar el viaje para llegar a las reuniones del lunes en Naciones Unidas que su país invitará a todos los estados litorales del Golfo Pérsico a sumarse a una coalición liderada por Teherán para garantizar la seguridad de la región.

En declaraciones recogidas por la televisión estatal, Ruhani dijo que el plan, cuyos detalles presentaría en la ONU, no se limita solo a la seguridad, y también incluye cooperación económica y una iniciativa de paz a largo plazo.

El mandatario ya había pedido el domingo a las potencias occidentales que dejasen la seguridad del Golfo Pérsico a países de la región, liderados por Teherán.

Johnson indicó que se reunirá con Ruhani, durante la cumbre de alto nivel que se celebra esta semana en la ONU. Johnson también tiene previsto conversar con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump; la canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Johnson dijo aspirar a que Gran Bretaña sea un puente entre nuestros amigos europeos y los estadounidenses cuando se trata de la crisis en el Golfo.

Washington y la UE han mostrado posiciones radicalmente distintas en cómo tratar con Irán. Las naciones europeas, Gran Bretaña incluida, siguen ateniéndose a un acuerdo internacional diseñado para limitar el desarrollo nuclear iraní, mientras que Trump ha sacado a Estados Unidos del acuerdo.

Johnson insistió en la necesidad de una respuesta diplomática a las tensiones en el Golfo, pero dijo que Gran Bretaña consideraría cualquier petición de ayuda militar. El gobierno de Trump anunció el viernes que enviará más adicionales y equipamiento antiaéreo a Arabia Saudí y Emiratos írabes Unidos dentro de un despliegue defensivo. Es probable que el volumen de tropas movilizadas sea de varios centenares, según funcionarios.

Seguiremos eso muy de cerca, dijo el mandatario británico. Y claramente, si nos piden, ya sean los saudíes o los estadounidenses, que juguemos un papel, entonces consideraremos en qué forma podemos ser útiles, si nos lo piden, dependiendo de cuál sea el plan exactamente.

Rebeldes hutíes en Yemen, aliados de Irán, han reivindicado la autoría de los ataques a Arabia Saudí. Una fuente británica describió esa reclamación como inverosímil en declaraciones a The Associated Press. En uno de los lugares atacados se encontraron restos de misiles de crucero fabricados por Irán y la sofisticación apunta de forma muy, muy firme a una participación iraní. El funcionario habló bajo condición de anonimato para comentar información confidencial.

El funcionario no aclaró si Gran Bretaña creía que el ataque se había iniciado en territorio iraní.

Iraní ha rechazado ser responsable y amenazado con que cualquier ataque de represalia en su contra resultará en una guerra abierta.

___

El periodista de Associated Press Nasser Karimi en Teherán, Irán, contribuyó a este despacho.