Cientos de detenidos en Indonesia por incendios forestales

La policía indonesia anunció el jueves la detención de 230 personas sospechosas de provocar unos incendios causantes de una dañina humareda que se extiende por el sureste asiático.

La policía indonesia anunció el jueves la detención de 230 personas sospechosas de provocar unos incendios causantes de una dañina humareda que se extiende por el sureste asiático.

Entre los detenidos había tres hombres capturados el lunes cuando intentaban desmontar terreno para cultivar en el Parque Nacional de Tesso Nilo, donde viven unos 140 elefantes amenazados, indicó Dedi Prasetyo, portavoz de la policía nacional.

Los sospechosos podrían ser procesados según una ley de protección medioambiental que contempla una pena máxima de 10 años por provocar incendios para desmontar tierra.

Los incendios de Indonesia son un problema anual que tensa sus relaciones con los países vecinos. Los fuegos han cubierto partes de Indonesia, Singapur, Malasia y el sur de Tailandia con una nube perjudicial para la salud.

Los problemas de visibilidad creados por el humo provocaron retrasos en los vuelos de varios aeropuertos en Indonesia y Malasia. Las autoridades cerraron escuelas en algunas zonas de los dos países.

Además de las detenciones, las autoridades indonesias acordonaron en la última semana fincas de al menos 49 empresas para investigar la aparición de incendios en los terrenos.

Los satélites de la Agencia Indonesia de Gestión de Desastres detectaron el jueves 2.719 focos en todo el país. El 99% se debían a incendios provocados, según la agencia.

Dentro de los esfuerzos para combatir las llamas, 44 helicópteros han descargado más de 270 millones de litros (71,3 millones de galones) de agua y 163 toneladas de sal para fomentar la formación de nubes, según la agencia.

Las autoridades indonesias han movilizado más de 9.000 personas para combatir los incendios, que han consumido más de 328.700 hectáreas (812.000 acres) de tierra en todo el país, con más de la mitad de las provincias de Riau, Jambi, Sumatra del Sur, Kalimantan Occidental, Kalimantan Central y Kalimantan del Meridional.

Los incendios de la estación seca de 2015 fueron especialmente desastrosos, con 2,6 millones de hectáreas (10.000 millas cuadradas) calcinadas. El Banco Mundial estimó que los fuegos le costaron a Indonesia 16.000 millones de dólares y un estudio de las universidades de Harvard y Columbia estimó que el fuego había causado 100.000 muertes prematuras en la región.