Jimmy Carter: no habría podido ser presidente a los 80 años

Semanas antes de cumplir los 95 años, el expresidente Jimmy Carter dijo que no hubiera sido capaz de ejercer el cargo más poderoso del mundo a los 80 años, en aparente referencia a dos de los actua...

Semanas antes de cumplir los 95 años, el expresidente Jimmy Carter dijo que no hubiera sido capaz de ejercer el cargo más poderoso del mundo a los 80 años, en aparente referencia a dos de los actuales precandidados presidenciales demócratas.

Carter, el expresidente más longevo de la historia de Estados Unidos, no vinculó sus declaraciones con sus correligionarios demócratas que aspiran a la candidatura presidencial para 2020, pero dos de ellos, Joe Biden y Bernie Sanders, cumplirían los 80 años durante sus períodos, en caso de resultar elegidos.

Biden tiene 76 años y Sanders 78.

"Espero que exista un límite de edad", dijo Carter entre risas al responder el martes preguntas de la audiencia, al brindar su informe anual sobre las actividades del Centro Carter. "Si tuviera 80 años, si tuviera 15 años menos, no creo que podría emprender los deberes que conocí cuando fui presidente".

Alguien le preguntó jovialmente si había pensado en presentar su candidatura en 2020, ya que la Constitución le permite un período más. El 39no presidente dejó la Casa Blanca en 1981, a los 56 años. Perdió ante Ronald Reagan, quien al cabo de su segundo período tenía 77 años y era el presidente de mayor edad de la historia.

Eso significa que Biden o Sanders serían más viejos al asumir que Reagan al dejar el cargo. A los 73 años, el presidente Donald Trump también impuso una marca, ya que superó a Reagan como el presidente electo más viejo y sería el presidente más viejo en caso de ser reelegido. La edad ha sido uno de los argumentos esgrimidos por los detractores de Trump, Sanders y Biden.

Carter, que cumple 95 años el 1 de octubre, dijo que el presidente debe ser "de mente muy flexible", sobre todo en materia de política exterior. Durante su presidencia negoció los acuerdos de Camp David, un tratado de paz entre el presidente egipcio Anwar Sadat y el primer ministro israelí Menahem Begin.

"Hay que ser capaz de saltar de un asunto a otro, concentrarse debidamente en cada uno y reunirlos de manera exhaustiva, como hice entre Begin y Sadat con el acuerdo de paz", dijo.

En cuanto a las primarias de 2020, dijo estar indeciso.

"Mantendré la mente abierta", dijo. "Uno de los factores principales que tendré en cuenta es quién puede derrotar a Trump". Aseguró que votará por el candidato demócrata, quienquiera que sea.