La policía mata a nueve presuntos milicianos en El Cairo

El gobierno de Egipto informó el miércoles que la policía mató a nueve presuntos miembros de un grupo miliciano relacionado con la Hermandad Musulmana, ahora proscrita, en dos tiroteos diferentes ...

El gobierno de Egipto informó el miércoles que la policía mató a nueve presuntos miembros de un grupo miliciano relacionado con la Hermandad Musulmana, ahora proscrita, en dos tiroteos diferentes en El Cairo.

Los tiroteos ocurrieron mientras un abogado de derechos civiles dijo que los fiscales pidieron que un prominente activista izquierdista siga detenido mientras continúa una investigación por varios cargos, como el sumarse a la Hermandad Musulmana.

El ministerio del Interior dijo en un comunicado que los presuntos milicianos abatidos eran miembros de la Brigada Revolución, una facción derivada de la Hermandad Musulmana que ha realizado ataques contra las fuerzas de seguridad.

Dijo que los tiroteos ocurrieron mientras la policía trataba de arrestarlos en su presunta guarida en el distrito de Obour, en el noreste de la capital egipcia, y en el suburbio Ciudad 15 de Mayo, en el sur.

El ministerio, que supervisa las fuerzas policiales, dijo que entre los muertos hay un líder miliciano acusado de matar a un alto oficial militar, el brigadier general Adel Ragai, comandante de la novena división armada del ejército, quien fue asesinado a disparos en octubre de 2016 cerca de su casa en Obour. El presunto líder miliciano también estuvo detrás de un ataque contra un retén de seguridad en agosto del año pasado en la provincia de Menoufia, en la zona norte del delta del Nilo, dijo el comunicado.

El ministerio dijo que se encontraron rifles y munición en el lugar.

Egipto está combatiendo una insurgencia dirigida por una filial local del grupo Estado Islámico en la península del Sinaí, así como grupos milicianos más pequeños que presuntamente pertenecen a la Hermandad.

Entretanto, Gamal Eid, jefe de la Red írabe para Información sobre Derechos Humanos, dijo que los fiscales ordenaron que el activista Kamal Khalil siguiera detenido por 15 días mientras continúa la investigación que se le hace por cargos de adherirse a un grupo terrorista y propagar noticias falsas.