Houston: balean a agente de policía, golpean a sacerdote

Un agente de policía de Houston fue hospitalizado en condición estable luego de ser baleado durante una gresca con un hombre que junto con otras tres personas robaron dos vehículos y trataron de ma...

Un agente de policía de Houston fue hospitalizado en condición estable luego de ser baleado durante una gresca con un hombre que junto con otras tres personas robaron dos vehículos y trataron de matar a un sacerdote. La ola delictiva ocurrió mientras los candidatos demócratas a la presidencia debatían a sólo kilómetros de distancia, dijo el viernes el jefe de la policía de la ciudad.

Uno de los cuatro fue abatido, dos apresados y uno más está prófugo.

El agente de 29 años recibió un balazo debajo del chaleco antibalas en la parte baja del abdomen, dijo el jefe de policía Art Acevedo en conferencia de prensa. El policía tuvo varias operaciones y Acevedo espera que "se recupere totalmente".

Todo comenzó cuando los cuatro robaron una camioneta tipo SUV en una gasolinera mientras el chofer echaba gasolina. El conductor les dijo que el tanque de gasolina estaba casi vacío, pero los hombres se llevaron el vehículo de todos modos, según las autoridades.

Los hombres abandonaron la camioneta cuando se quedó sin gasolina y pronto se toparon con un sacerdote en el estacionamiento de su iglesia. Golpearon al religioso y le quitaron dos celulares, dijo el jefe. En un momento dado, el sacerdote estaba rezando de rodillas cuando uno de los sospechosos trató de dispararle dos veces pero el arma se atoró en ambas ocasiones, dijo.

Luego obligaron a una conductora que pasaba por allí que se detuviera y le quitaron su camioneta pickup. En ese momento la policía ya estaba tras los cuatro, que huyeron, dijo Acevedo.

Luego que el policía fue baleado, otro agente corrió hacia el jardín y mató al hombre de un tiro.

La policía arrestó a otros dos sospechosos y estaba buscando al otro presunto implicado.

Acevedo estaba presenciando el debate de precandidatos demócratas en la Universidad del Sur de Texas y cuando se enteró del incidente y salió de inmediato hacia allá, a unos cinco kilómetros (tres millas).