Jefe parlamento británico a primer ministro: cumpla la ley

El presidente de la Cámara de los Comunes británica dejó claro que no va a retirarse en silencio a fines de octubre.

El presidente de la Cámara de los Comunes británica dejó claro que no va a retirarse en silencio a fines de octubre.

Durante un discurso el jueves en la noche, John Bercow advirtió al primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, que el Parlamento tomará medidas enérgicas para asegurarse de que se respete la ley que prohíbe un Brexit sin acuerdo.

Bercow apuntó que permitirá "creatividad procesal" para asegurar que Johnson no viole la nueva ley, que entró en vigencia esta semana.

Según la norma, Johnson debe pedir a la Unión Europea una prórroga en la fecha del Brexit, previsto para el 31 de octubre, si no alcanza un acuerdo de divorcio con Bruselas a mediados de ese mismo mes.

El primer ministro ha dicho que no solicitará una ampliación bajo ninguna circunstancia y que preferiría aparecer "muerto en una zanja" antes que pedir un nuevo aplazamiento, pero Bercow afirmó que Johnson debe obedecer la ley. El electorado de Gran Bretaña votó por salir de la UE en 2016, pero sus gobernantes no han llegado a un consenso acerca de cómo hacerlo.

Bercow dijo que el primer ministro debe obedecer la ley y que le causa "estupor" que se piense en otra cosa.

"Sería el ejemplo más terrible que se pudiera dar al resto de la sociedad", dijo.

Bercow planea dejar su puesto influyente a fines de octubre, pero es evidente que aprovechará sus últimas semanas para asegurar que se respete la voluntad del Parlamento en el asunto crucial de una posible salida "sin acuerdo".

La evaluación del propio gobierno indica que una salida brusca sin acuerdo podría provocar problemas económicos graves e incluso escasez de alimentos y medicamentos en el país.

La sesión parlamentaria quedó suspendida durante cinco semanas, pero la decisión de Johnson de suspender el legislativo por un período tan prolongado fue declarada ilegal por una corte escocesa y será analizada por la Corte Suprema el martes.

Una sentencia adversa a Johnson en el tribunal más alto del país significaría la reanudación de las sesiones del díscolo Parlamento antes de lo que él deseaba.

También generaría preguntas acerca de si el gobierno de Johnson mintió a la reina Isabel cuando solicitó su aprobación de la suspensión.