Talibanes lanzan un ataque masivo en la ciudad de Kunduz

Los talibanes lanzaron un nuevo ataque a gran escala en una de las principales ciudades de Afganistán, Kunduz, y tomaron a pacientes de un hospital como rehenes, dijo el gobierno el sábado. Los insu...

Los talibanes lanzaron un nuevo ataque a gran escala en una de las principales ciudades de Afganistán, Kunduz, y tomaron a pacientes de un hospital como rehenes, dijo el gobierno el sábado. Los insurgentes siguen negociando con Washington para poner fin a la guerra más larga librada nunca por Estados Unidos.

Los insurgentes, que han exigido la salida del país de todas las fuerzas extranjeras, controlan o dominan más de la mitad del país y están en su mejor momento desde su derrota en la invasión de 2001 encabezada por Estados Unidos. Este tipo de ataques son vistos como una forma de fortalecer su posición negociadora.

Las fuerzas de seguridad afganas repelían el ataque en algunas partes de Kunduz, explicó el vocero del presidente, Sediq Seddiqi. La ciudad es un paso estratégico con un acceso fácil tanto al norte del país como a la capital, Kabul, que está a unos 335 kilómetros (220 millas) de distancia.

El asalto fue completamente en contra de las conversaciones de paz, dijo Seddiqi a reporteros, y afirmó que los insurgentes se refugiaban entre la población civil.

Los talibanes controlaban el hospital de Kunduz y ambos bandos sufrieron bajas, dijo a The Associated Press, Ghulam Rabani Rabani, miembro del consejo provincial, que no pudo ofrecer cifras concretas.

Los insurgentes habrían tomado a pacientes del hospital como rehenes, apuntó el vocero del Ministerio de Defensa, Rohullah Ahmadzai, a reporteros.

"Podríamos atacar con facilidad, pero no queremos víctimas civiles, añadió. Los responsables del centro hospitalario no pudieron ser contactados de inmediato.

Según Ahmadzai, 26 combatientes talibanes murieron en un ataque aéreo, pero no mencionó el número de víctimas civiles o entre las fuerzas de seguridad.

Los radicales lanzaron su masivo ataque desde diferentes puntos durante la noche, dijo Sayed Sarwar Hussaini, portavoz del jefe policial de la región.

Puedo confirmar que hay intensas balaceras en marcha en toda la ciudad, pero los talibanes no han podido superar ningún puesto de seguridad, añadió. Los refuerzos llegaron a la zona y las fuerzas aéreas afganas respaldaban a las tropas de tierra, dijo Hussaini.

Responsables de la misión de la OTAN en Afganistán no respondieron de inmediato a cuestiones sobre la participación de la fuerza en la respuesta al ataque.

Los insurgentes siguen perpetrando sangrientos ataques contra civiles y las fuerzas de seguridad incluso después del inicio de los contactos entre los líderes talibanes y el enviado de paz de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, en Qatar para negociar el final de la guerra luego de casi 18 años.

Las conversaciones continuaban el sábado, dijo un vocero de los talibanes.