Brasil discute con EEUU incendios en Amazonía

El presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo el viernes que su hijo y el ministro de Relaciones Exteriores están en Estados Unidos para discutir la posibilidad de ayuda para combatir los devastadores...

El presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo el viernes que su hijo y el ministro de Relaciones Exteriores están en Estados Unidos para discutir la posibilidad de ayuda para combatir los devastadores incendios en la región de la Amazonía.

Bolsonaro dijo que le había pedido ayuda al presidente estadounidense Donald Trump y que éste le había dicho que él no podía tomar una decisión sin escuchar lo que tiene que decir Brasil.

Su hijo Eduardo Bolsonaro, que es congresista, y el canciller Ernesto Araújo están en Estados Unidos para una conversación con Trump, de acuerdo con el presidente brasileño. Bolsonaro está ponderando además nombrar a su hijo como embajador en Estados Unidos, aunque el nombramiento requiere la aprobación de la cámara alta del Congreso brasileño.

Los elogios de Trump a Bolsonaro y su respuesta a los incendios en la Amazonia contrastaron con las críticas del presidente francés Emmanuel Macron y otros líderes europeos.

Una oferta de ayuda de 20 millones de dólares por las naciones del Grupo de los 7 para del combate de los incendios y la protección de la selva se varó luego que Bolsonaro dijo que Macron tenía que disculparse por comentarios que había hecho. El presidente francés cuestionó la confiabilidad y el compromiso de Bolsonaro con las protecciones ambientales, en una aguda disputa entre ambos gobernantes.

"Toda Europa, en su conjunto, no tiene nada que enseñarnos en lo que se refiere a conservación del ambiente, dijo Bolsonaro.

El mandatario brasileño, que ha dicho que está dispuesto a considerar ofertas bilaterales de ayuda, ha enfatizado que Brasil debe dirigir o aprobar cómo se usan los fondos para la preservación de la Amazonía.

"Queremos saber adónde va el dinero, dijo. Generalmente va en parte a organizaciones no gubernamentales, lo que no rinde. En parte va para cosas buenas... pero es mucho dinero para poca preservación.

Bolsonaro dijo además que las asignaciones previas de tierras a pueblos indígenas, muchos de los cuales viven en la selva amazónica, habían sido excesivas. Aproximadamente 14% de Brasil es territorio indígena, algo que Bolsonaro dice es demasiado para una población tan pequeña.

Líderes indígenas dicen que sus comunidades sufren presiones de la expansión agraria y que las autoridades hacen muy poco para imponer las leyes ambientales.