El Salvador: golpean estructura de tráfico de personas

Al menos 25 personas fueron detenidas el jueves durante un operativo en varios municipios de El Salvador en el que quedó desmantelada una estructura transnacional dedicada al tráfico de personas.

Al menos 25 personas fueron detenidas el jueves durante un operativo en varios municipios de El Salvador en el que quedó desmantelada una estructura transnacional dedicada al tráfico de personas.

Se han girado 32 órdenes detención administrativa por los delitos de tráfico ilegal de personas y asociaciones ilícitas. Este es un procedimiento liderado por la Fiscalía General de la República en coordinación con la policía, dijo a periodistas German Arriaza, director de la oficina de Anticorrupción y Contra la Impunidad del Ministerio Público. Entre los detenidos hay empresarios, abogados y un ex agente de la policía.

De acuerdo con la investigación, la banda cobraba a los migrantes entre 8.000 y 12.000 dólares para llevarlos a Estados Unidos, pero muchos eran abandonados en el trayecto.

Este gobierno ha puesto en agenda la migración irregular de nuestros compatriotas hacia el exterior, dijo en conferencia de prensa el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, durante la presentación de los capturados en la sede de la División Central de Investigaciones de la policía en San Salvador.

El amplio operativo del que participaron varias unidades especializadas de la policía salvadoreña se desarrolló en cuatro departamentos del oriente del país, en la capital y en Santa Ana, en el occidente. Durante la operación las autoridades allanaron varios inmuebles y tienen previsto incautarse de 14 de ellos según la ley de extinción de dominio.

En las primeras horas del operativo, el jefe la Unidad de Extinción de Dominio del Ministerio Público, Alexis Ayala, informó que son 14 propiedades ubicadas en el oriente del país y están valoradas en cerca de un millón de dólares, además de 23 vehículos, productos financieros y una empresa.

Explicó que algunos de los inmuebles incautados están en propiedad de personas que no se han visto involucradas en el tráfico ilegal de personas sino que han servido de testaferros para poner los bienes a su nombre.

Pero más tarde Rivas detalló que hemos o vamos a incautar 63 bienes, entre ellos casas, ranchos de playa, empresas dedicadas a medios de comunicación, vehículos, armas de fuego y alrededor de 27.000 dólares en efectivo.

Queremos mandar un mensaje a las estructuras criminales, a las estructuras terroristas en el país, que aquí en El Salvador solo tienen dos vías: es la cárcel o la muerte. Como Policía Nacional Civil vamos a garantizar que este sea un país donde los salvadoreños puedan vivir en paz y tranquilidad, agregó.

El operativo contra los traficantes de personas, conocidos como coyotes, se produce en momentos en que el secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan, visita el país para verificar los esfuerzos que El Salvador está haciendo para frenar la migración irregular.

Después de una reunión privada entre McAleenan y el presidente Nayib Bukele, Estados Unidos y El Salvador suscribieron un acuerdo de cooperación bilateral en cuatro áreas para abordar la migración y combatir las organizaciones criminales trasnacionales.

Se acordó aumentar la colaboración en la seguridad fronteriza, el intercambio de información, la cooperación en la creación de capacidad de asilo y protección y continuar el diálogo para promover oportunidades e inversiones en El Salvador.

El presidente Bukele explicó que entre lo pactado con Estados Unidos está la implementación de las patrullas fronterizas que hemos estado haciendo desde hace varias semanas y han tenido bastante éxito porque hemos arrestado traficantes de personas, contrabandistas y pandilleros que quieren cruzar la frontera.

Se estima que al menos 300 salvadoreños salen cada día del país de forma irregular en busca del sueño americano, pero las cifras habrían bajado desde que el gobierno estadounidense extremó las medidas para evitar el ingreso de migrantes a su territorio.

McAleenan confirmó las cifras de salvadoreños que están llegando a la frontera sur de Estados Unidos. En mayo más de 16.000 y ahora estamos en agosto con 6.000, así que estamos esperando un 60% de reducción en los tres meses que el presidente Bukele tomó posesión. Es un progreso significativo en términos de la migración forzada desde El Salvador.