Bolivia pedirá a ayuda a Rusia y China por quema de bosques

El gobierno de Evo Morales solicitará más ayuda internacional para combatir los incendios forestales que desde hace más de un mes devoran la selva boliviana vecina a la Amazonia brasileña.

El gobierno de Evo Morales solicitará más ayuda internacional para combatir los incendios forestales que desde hace más de un mes devoran la selva boliviana vecina a la Amazonia brasileña.

Estamos dialogando con Rusia, China y Francia por ayuda, dijo el canciller Diego Pary en La Paz, sin dar más detalles.

Poco antes, Morales informó que el fuego se reactivó en el poblado de Charagua, cerca de la frontera con Paraguay. El avión cisterna más grande del mundo, y que opera desde hace seis días en el país, fue enviado a la zona, acotó.

Pary dijo también que Bolivia aceptó la propuesta del gobierno de Francia para emprender una alianza por la Amazonia que Naciones Unidas se encargará de convocar.

Estamos de acuerdo en trabajar en esa alianza, dijo.

Al Supertanker estadounidense contratado por el gobierno se sumaron seis helicópteros, dos de ellos enviados por Perú, y seis avionetas pequeñas. En tierra 4.500 hombres combaten las llamas y Argentina anunció el envío de 140 brigadistas.

El ministro de Defensa, Javier Zabaleta, informó que un 85% de los focos de quema se han reducido, pero los ambientalistas ponen en duda la información oficial.

La región más castigada es la Chiquitanía, un bosque seco único de 20 millones de hectáreas que en las últimas décadas se ha convertido en una zona de expansión agrícola y ganadera en la provincia oriental de Santa Cruz, el motor agroindustrial del país.

En esa zona hay cuatro reservas naturales afectadas por el fuego.

El viento siempre nos juega en contra, no podemos controlar hasta ahora, pero gracias a Dios hay más gente, más recursos, dijo a The Associated Press Juanito Cuéllar, un guía turístico que ahora hace de bombero voluntario en medio de un campo convertido en cenizas.

Durante la estación seca es tradicional que los ganaderos hagan quemas para que broten nuevas pasturas cuando llegue la lluvia. Los agricultores queman maleza para habilitar cultivos, pero con frecuencia el fuego sale de control debido a que el viento arrastra chispas y expande el fuego al bosque virgen.

El bosque que se quema es habilitado para la agricultura y así la masa boscosa se reduce cada año.

Ambientalistas y sectores críticos acusan al gobierno de haber relajado los controles y ser permisivo con las quemas. Una norma aprobada recientemente permite la quema de hasta de 20 hectáreas para la agricultura.

Morales dijo muchas veces que necesita garantizar la seguridad alimentaria y expandir las exportaciones agrícolas, principalmente de soja, para mejorar los ingresos del país ante un declive en la venta de gas natural, su principal producto de exportación.

Morales, incluso, se mostró vestido con traje de bombero y apagando el fuego en medio de una reñida campaña para las elecciones presidenciales de octubre. Analistas anticiparon que la contingencia ambiental podría afectar sus expectativas de obtener la reelección.

En medio de su ajetreada agenda, el mandatario se hizo tiempo el miércoles para presidir el primer embarque de 100 toneladas de carne vacuna a China desde Santa Cruz.

El líder de los ganaderos, Oscar Ciro Pereira, le pidió a Morales que se mantenga firme y no derogue las normas que han permitido la expansión agrícola y ganadera.

La policía debió retirar a activistas que protestaron por la presencia de Morales en la ceremonia de los ganaderos.