Premier británico: Difícil lograr acuerdo comercial con EEUU

El primer ministro británico Boris Johnson advirtió el sábado que lograr un acuerdo comercial con Estados Unidos no será pan comido debido a las trabas que enfrentan los productos británicos en l...

El primer ministro británico Boris Johnson advirtió el sábado que lograr un acuerdo comercial con Estados Unidos no será pan comido debido a las trabas que enfrentan los productos británicos en los mercados estadounidenses.

Ante los reporteros mientras viajaba a Francia para la cumbre del Grupo de los Siete, Johnson mencionó ejemplos de bienes británicos, grandes y pequeños, que batallan en los mercados estadounidenses por motivos burocráticos.

No sólo son la carne de res o de cordero los productos que actualmente no pueden ingresar a Estados Unidos a pesar de su compromiso de revertir esa prohibición en 2014. Ni un solo trozo de res británica ha entrado al mercado estadounidense, sostuvo Johnson.

Las tartas de cerdo Melton Mowbray, que se venden en Tailandia e Islandia, actualmente no pueden entrar al mercado de Estados Unidos por, no lo sé, algún tipo de restricción de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Johnson necesita desesperadamente un acuerdo comercial con Estados Unidos mientras Gran Bretaña se prepara para salir de la Unión Europea y su mercado de 500 millones de personas. Europa es el principal socio comercial de Gran Bretaña, y Johnson deberá reemplazar ese mercado con algún otro.

El primer ministro agregó que sacó el tema del acuerdo comercial con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una llamada telefónica la víspera de la cumbre. Johnson y Trump tienen programado reunirse el domingo.

Johnson señaló que algunos sectores de la economía del Reino Unido, como el Servicio Nacional de Salud, permanecerán totalmente fuera de límites en cuanto a cualquier acuerdo comercial con Estados Unidos.