El Salvador imputa delitos a exmilitares por masacre

Dos exmilitares salvadoreños fueron notificados el jueves que serán procesados por su supuesta participación en la masacre de El Mozote, perpetrada por soldados en 1981 y que dejó un registro ofic...

Dos exmilitares salvadoreños fueron notificados el jueves que serán procesados por su supuesta participación en la masacre de El Mozote, perpetrada por soldados en 1981 y que dejó un registro oficial de 989 campesinos muertos.

Jorge Guzmán Urquilla, juez de San Francisco Gotera, 168 kilómetros al noreste de la capital, citó a los coroneles Roberto Antonio Garay y José Antonio Rodríguez, para informarles que serán procesados junto a otros exmilitares, entre ellos, altos mandos de las fuerzas armada de El Salvador por los delitos de tortura, desapariciones forzadas y desplazamiento forzado que habrían sido cometidos en el marco de la Operación Rescate.

La masacre se registró entre el 11 y 13 de diciembre de 1981 a unos 120 kilómetros al este de la capital salvadoreña durante una operación del ahora extinto batallón Atlacatl, entrenado en tácticas de contrainsurgencia en Estados Unidos. Los soldados entraron a la zona en busca de las unidades de la guerrilla, pero algunos de ellos mataron a civiles.

Muchos cuerpos de las víctimas fueron tirados en el interior de una iglesia y luego les prendieron fuego. En una de las fosas, los forenses encontraron 136 esqueletos de niñas y niños, con un promedio de edad de seis años.

Durante la audiencia, el juez manifestó que los delitos cometidos por los exmilitares en El Mozote son considerados de lesa humanidad y que durante la Operación Rescate, en la que participaron unidades de infantería, artillería y fuerza aérea, los campesinos fueron forzados a abandonar sus lugares de origen, ya que el Estado nunca hizo nada para que pudieran regresar a sus hogares.