Djohar Tsarnaev
Djohar Tsarnaev, sospechoso de haber cometido el atentado de Boston, en la fotografía de su perfil de la red VK. VK

El gran interrogante en la corte este miércoles era saber si Dzhokhar Tsarnaev, el joven de 21 años responsable del ataque en la línea final del Maratón de Boston, que en 2013 causó la muerte de tres personas y heridas a más de 260, diría algo cuando tuviera la oportunidad de hablar.

Tsarnaev prácticamente no ha dicho nada desde que fue arrestado hace más de dos años, sin ofrecer remordimiento ni explicaciones al respecDurante su juicio, una monja católica que lo visitó dijo que él expresó su solidaridad con las víctimas, pero que nunca lo dijo públicamente.

Durante su audiencia de sentencia, Tsarnaev también dio gracias a Dios y a sus abogados. Pero horas antes escuchó a las víctimas y sus seres queridos, que se dirigieron a él para reprenderlo por sus actos "cobardes" y "repugnantes".

Escogió el odio, la destrucción. Escogió la muerte. Todo esto es su culpa "No puede tener alma y hacer algo tan horrendo", dijo Karen Rand McWatters, quien perdió una pierna en el atentado, en el que murió su mejor amiga, Krystle Campbell, de 29 años. "Morirás solo en prisión", aseveró McWatters, según reporta la cadena NBC.

La madre de Krystle, Patricia Campbell, fue la primera en hablar en la corte. Miró directamente a Tsarnaev, sentado a unos seis metros (20 pies), y se dirigió a él. "Lo que le hiciste a mi hija es asqueroso", dijo. "No sé qué decirte. Creo que el jurado hizo lo correcto".

Se anticipaba la declaración de unas 30 personas durante la sentencia en el juzgado federal. El resultado fue el esperado: bajo los requerimientos de la ley, un juez impuso la sentencia a pena de muerte por ejecución.

McWatters pidió a Tsarnaev mostrar arrepentimiento, y así desalentar a otros yihadistas para que maten personas en ataques similares. "Puedes salvar a otras personas de estos cobardes actos si es que tienes una onza de arrepentimiento o remordimiento", comentó.

Un jurado condenó a Tsarnaev a muerte en mayo luego de que se uniera a su hermano, Tamerlan, para llevar a cabo el atentado con dos artefactos explosivos en ollas de presión colocadas cerca de la meta, además de matar a un agente de policía del MIT durante su intento de escape. Tamerlan, de 26 años, murió durante la persecución.

"Nunca tendré una familia completa de nuevo", dijo Jennifer Rogers, la hermana de Sean Collier, el oficial de policía del MIT saltó a día de muerte después.

Tsarnaev apareció el miércoles en la corte con saco oscuro y camisa, sin corbata. Lució impaciente mientras charlaba con sus abogados antes del inicio de la audiencia.

Bill Richard, cuyo hijo de 8 años, Martin, fue el más joven en morir en el atentado, dijo que Tsarnaev pudo haber cambiado todo si no hubiera seguido con el plan y reportaba a su hermano ante las autoridades.

En vez de eso "escogió el odio, la destrucción. Escogió la muerte. Todo esto es su culpa", dijo.

El terrorista de 21 años ha pedido perdón y ha sentido "las vidas que se cobró" en 2013.