EEUU busca destinar $12.000 millones a desarrollo regional

Estados Unidos dijo el martes que espera duplicar en algunos años los 6.000 millones de dólares que actualmente destina al financiamiento de desarrollo en América Latina con la creación de un nuev...

Estados Unidos dijo el martes que espera duplicar en algunos años los 6.000 millones de dólares que actualmente destina al financiamiento de desarrollo en América Latina con la creación de un nuevo organismo gubernamental.

Pese al incremento sustancial de fondos que podría facilitar la nueva Corporación Financiera para el Desarrollo Internacional (DFC por sus siglas en inglés), China permanecerá como el país que de manera individual destina más fondos para el desarrollo en el hemisferio occidental.

Bancos estatales chinos han financiado proyectos de desarrollo en América Latina por un valor de 14.000 millones de dólares desde que el presidente Donald Trump llegó a la Casa Blanca, según una base de datos actualizada por el Diálogo Interamericano y la Iniciativa Global China del Centro de Políticas para el Desarrollo Global de la Universidad de Boston.

David Bohigian, presidente interino de la Corporación para Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC por sus siglas en inglés), dijo el martes a reporteros que es erróneo fijarse solamente en el dinero que va de gobierno a gobierno porque Estados Unidos es el principal emisor de los $237.000 millones de dólares que América Latina captó por inversión extranjera directa en 2017.

"Las inversiones del sector privado estadounidense superan con creces los fondos aportados por el gobierno chino, indicó Bohigian.

Margaret Myers, directora del programa sobre Asia/América Latina del Diálogo Interamericano, coincide en que Estados Unidos es el principal inversionista en América Latina y el Caribe. Sin embargo, "como país, China es por mucho el mayor financista (en desarrollo) en la región y lo continuará siendo, señaló.

Myers explicó que a diferencia de China, Estados Unidos no dispone de bancos gubernamentales y por lo tanto destina fondos considerables a entes multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, los cuales financian proyectos para el desarrollo.

El DFC comenzará a operar el 1 de octubre y consolidará las funciones actuales de OPIC y de la oficina generadora de crédito de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés), tal como dispone la ley para el mejor uso de inversiones para el desarrollo (conocida como BUILD Act) que Trump firmó en 2018.

Además de préstamos, garantías de préstamos, seguro contra riesgo político y fondos de inversión, DFC tendrá la autoridad para invertir de manera limitada en empresas. Su portafolio nunca superará los 60.000 millones de dólares.

"DFC ayudará a los países a evitar trampas de deudas opacas y no sostenibles que Bejing ofrece en todo el mundo en desarrollo y ayudará a las empresas estadounidenses a invertir en mercados emergentes, incluyendo muchos sitios que son de gran importancia estratégica para Estados Unidos, señala OPIC en su página web.

-----

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo