Argentina garantizará estabilidad del peso, dice ministro

El nuevo ministro de Hacienda argentino Hernán Lacunza dijo el martes que se abocará a garantizar la estabilidad del peso durante el periodo previo a las elecciones generales de octubre y que el gob...

El nuevo ministro de Hacienda argentino Hernán Lacunza dijo el martes que se abocará a garantizar la estabilidad del peso durante el periodo previo a las elecciones generales de octubre y que el gobierno cumplirá las pautas fiscales acordadas con el Fondo Monetario Internacional.

El presidente (Mauricio Macri) me dio un mandato central" que es el de "garantizar la estabilidad del tipo de cambio en este periodo, dijo Lacunza a periodistas minutos después de jurar en reemplazo de Nicolás Dujovne.

Macri, un conservador que busca la reelección en las presidenciales del 27 de octubre, designó a Lacunza días después del cimbronazo que causó en el mercado el resultado de las primarias del 11 de agosto en las que el opositor kirchnerista Alberto Fernández sorprendió al imponerse con más de 15 puntos porcentuales sobre el mandatario. En los tres días posteriores el peso se devaluó más de 30%.

En el acto de jura, Macri le pidió a su nuevo ministro que cuide de los argentinos, esté atento a reducir el costo que pueda tener el proceso electoral y abra el diálogo a todos los sectores.

Poco después de que Lacunza hablara en la conferencia de prensa, la moneda se depreciaba levemente en el mercado de cambios. El dólar cotizaba a 58 pesos por unidad respecto de los 57 pesos del viernes, según el estatal Banco de la Nación Argentina. El lunes fue feriado en Argentina.

En tanto, el índice Merval que agrupa a las acciones líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires capia 7,36% a las 12.00 local (1500 GMT) después de varias jornadas en baja, la peor el lunes posterior a las primarias cuando tuvo un desplome de 38%.

La salida de Dujovne del gabinete, referente del ala defensora del ajuste económico, fue una señal política con la que el presidente busca atraer a los sectores descontentos con la inflación, el aumento del desempleo y la recesión que se prolonga desde hace más de un año y medio.

"En entornos de incertidumbre la estabilidad es el bien público más importante", dijo Lacunza.

El ministro señaló que no hace falta un tipo de cambio más alto por lo que cualquier presión alcista sobre la divisa respondería a fines especulativos y agregaría presiones sobre una inflación que venía descendiente...y que ahora tendrá algún escalón adicional tras la devaluación de la última semana.

La inflación acumulada hasta junio es de 22,4% mientras que la proyectada de 40% para fin de año comenzó a ser revisada debido al impacto de la devaluación del peso en los últimos días. La pobreza alcanza a más de 32% de la población y la tasa de desocupación es del 10,1%.

Lacunza señaló que el gobierno garantizará el cumplimiento de las pautas fiscales acordadas con el FMI, quien otorgó un préstamo a Argentina de más de 56.000 millones de dólares en medio de una crisis cambiaria en 2018.

Me contacté con ellos y en los próximos días (funcionarios del Fondo) estarán haciendo una visita para revisar las metas", señaló el funcionario.

En ese sentido, el portavoz del FMI, Gerry Rice, dijo en un comunicado que la institución sigue de cerca los desarrollos recientes en Argentina y estamos en diálogo continuo con las autoridades mientras trabajan en sus planes de políticas para abordar la difícil situación que enfrenta el país. Agregó que un equipo del Fondo viajará a Buenos Aires pronto, sin dar más precisiones.

Según Lacunza, lo importante es llegar al próximo mandato, sea quien sea el ganador de las elecciones, con una plataforma robusta para aspirar al crecimiento sostenido.

El ministro descartó que las medidas anunciadas la semana pasada por el presidente para mejorar el bolsillo de los trabajadores pongan en riesgo las metas fiscales establecidas para este año. En julio tuvimos superávit, en agosto también dará superávit fiscal, sostuvo.

También indicó que se reunirá próximamente con los referentes económicos de todas las fuerzas que competirán en octubre para acordar algunas condiciones básicas para preservar esa estabilidad.

El titular del Banco Central, Guido Sandleris, señaló a su vez que la entidad continuará interviniendo en el mercado cambiario con reservas según lo requieran las circunstancias y que el tipo de cambio actual pareciera ser consistente con el escenario económico, además de que existe un consenso acerca de que es competitivo.

Asimismo reconoció que el alza del costo de vida aumentará en agosto y septiembre. En Argentina las devaluaciones siempre traen aparejado un recalentamiento de la inflación.