Paraguay reconoce como terroristas a Isis y Al Qaeda

Paraguay se adhirió el lunes a una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que en marzo pasado reconoció como organizaciones terroristas globales a Isis y Al Qaeda, y como grupos ter...

Paraguay se adhirió el lunes a una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que en marzo pasado reconoció como organizaciones terroristas globales a Isis y Al Qaeda, y como grupos terroristas internacionales a las milicias armadas de Hamas y Hezbollah.

La decisión del presidente Mario Abdo Benítez, comunicada al país a través de un decreto, recibió la respuesta casi inmediata del embajador de Estados Unidos, Lee McClenny.

"Felicitamos al Estado paraguayo", dijo el diplomático en su cuenta de Twitter, agregando que consideraba "un paso importante en la lucha contra el terrorismo en la región".

McClenny comentó en otro tuit que "estas designaciones disminuirán la capacidad de estas organizaciones, especialmente, en su recaudación de fondos en América del Sur y permitirán que nuestros países trabajen en forma más estrecha y efectiva en la prevención y el combate al terrorismo internacional".

Una resolución similar a la paraguaya fue tomada recientemente por el gobierno argentino.

Abdo Benítez señaló en el decreto que "el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones constituye una de las amenazas más graves para la paz y la seguridad internacionales". Agregó que "todos los actos de terrorismo son criminales e injustificables, cualquiera que sea su motivación y cuando quiera, donde quiera y por quien quiera que sean cometidos".

El mandatario citó que la constitución paraguaya acepta el derecho internacional y se ajusta a los siguientes principios de igualdad jurídica entre los Estados; la solidaridad y cooperación internacional y la protección internacional de los derechos humanos.

En 2010, durante el gobierno del exobispo católico Fernando Lugo (2008-2012), se promulgó la ley que castiga los hechos punibles de terrorismo, asociación terrorista y financiamiento del terrorismo.