Camioneros en huelga en Portugal rechazan servicios mínimos

Los conductores de camiones cisterna que mantienen una huelga en Portugal desafiaron el miércoles una orden del gobierno y se negaron a cumplir los servicios mínimos de entregas a las gasolineras.

Los conductores de camiones cisterna que mantienen una huelga en Portugal desafiaron el miércoles una orden del gobierno y se negaron a cumplir los servicios mínimos de entregas a las gasolineras.

La decisión avivó el temor a que las gasolineras no tarden en quedarse sin combustible y agravó la tensión política a menos de dos meses para las elecciones generales.

Portugal ya raciona el combustible debido a la huelga iniciada hace tres días, y el gobierno socialista de centroizquierda activó el martes una ley poco utilizada que obliga a los camioneros a proporcionar una cantidad mínima de suministros para mantener al país en funcionamiento.

Las autoridades intentaban minimizar los efectos del paro exigiendo que los camioneros mantuvieran el 75% de los repartos de combustible para servicios de transporte público y el 50% para gasolineras.

Incumplir la orden del gobierno puede conllevar hasta dos años de prisión.

También soldados y policías han hecho entregas de combustible.