Manifestantes en Hong Kong toman una zona comercial

Un gran grupo de manifestantes tomó una importante calle en un distrito comercial de Hong Kong el domingo por la tarde y empezó a levantar barricadas para cortar la zona y defenderla de la policía.

Un gran grupo de manifestantes tomó una importante calle en un distrito comercial de Hong Kong el domingo por la tarde y empezó a levantar barricadas para cortar la zona y defenderla de la policía.

La inesperada maniobra siguió a un breve mitin en un parque contra el uso que hizo la policía de gases lacrimógenos, balas de goma y otras medidas de fuerza para dispersar una protesta el domingo anterior.

Tras el mitin, una marea de manifestantes con camisas negras salió del Chater Garden, un parque en el distrito financiero. Algunos llevaban máscaras y cascos amarillo brillante, aunque la mayoría solo cargaba mochilas.

Coreando Añadid aceite, una frase que podría traducirse aproximadamente como Continuad la lucha, la multitud salió hacia el este por una gran avenida, en la última marcha de lo que se ha convertido en un verano de protestas. Se detuvieron cerca de los grandes almacenes Sogo.

Otros dos grupos tomaron distintos rumbos, uno hacia el oeste, donde se encuentra la Oficina de Enlace con China. Los manifestantes arrojaron huevos a la oficina la semana pasada y mancharon de tinta el emblema nacional chino, provocando una airada reacción del gobierno en Beijing.

La policía había denegado a los organizadores la autorización para marchar al oeste, hacia el distrito de Sheung Wan, donde se emplearon los gases lacrimógenos.

Hong Kong lleva siete semanas inmersa en protestas, después de que la oposición a una ley de extradición derivara en exigencias de que la jefa de gobierno renuncie y se investigue si la policía ha empleado una fuerza excesiva para controlar las protestas.

Detrás de las marchas hay un interés latente en conseguir una democracia plena para el territorio semiautónomo chino. El líder de la ciudad se elige ahora en un comité proBeijing, en lugar de en elecciones directas.

La policía había rechazado autorizar un recorrido para la manifestación de unos dos kilómetros (1,4 millas) hacia el oeste, al Parque de Recuerdo Sun Yat-sen, alegando la creciente violencia en los choques con manifestantes tras marchas anteriores.

La policía debe impedir que manifestantes agresivos se aprovechen de una procesión pacífica para causar problemas y choques violentos, dijo el superintendente Louis Lau, del departamento de relaciones públicas de la policía.

Los enfrentamientos del sábado entre inconformes y policía dejaron 11 detenidos y al menos dos docenas de heridos en un distrito a las afueras, cerca de la frontera con la China continental.

La policía tampoco había autorizado esa protesta en Yuen Long, donde la semana anterior se produjeron brutales agresiones de una turba que parecía buscar específicamente a activistas en una estación de metro.

Manifestantes y policías se enfrentaron en las calles hasta bien entrada la noche del sábado, como ha ocurrido en otras protestas prodemocracia este verano.

___

El periodista de Associated Press Ken Moritsugu en Beijing contribuyó a este despacho.