El Congreso español debate la formación de un nuevo gobierno

El presidente en funciones del gobierno español, en su primer pedido de apoyo al parlamento para formar gobierno, reconoció el lunes que todavía carece de los votos necesarios para lograrlo.

El presidente en funciones del gobierno español, en su primer pedido de apoyo al parlamento para formar gobierno, reconoció el lunes que todavía carece de los votos necesarios para lograrlo.

El debate parlamentario fue después de un agitado fin de semana de conversaciones del Partido Socialista de Pedro Sánchez con el partido de la extrema derecha Unidas Podemos para llegar a un acuerdo de último momento para crear un gobierno de coalición.

Propongo un gobierno progresista, ecológico, feminista y europeísta, dijo Sánchez en el Congreso de Diputados, la cámara baja del parlamento.

Pero después de señalar una serie de políticas cuyo objetivo principal es combatir el desempleo, los impactos del cambio climático y la nueva economía digital, Sánchez esperó hasta el final de su discurso de dos horas para introducir un mensaje corto dirigido a Unidas Podemos.

Hemos visto que no es sencillo encontrar un punto de encuentro, dijo a los miembros del parlamento de Unidas Podemos.

Nos corresponde trabajar para culminar un acuerdo y después tenemos la oportunidad de sacar adelante todo lo que nos une, que es la promesa de la izquierda, una sociedad de hombres y mujeres libres e iguales en armonía con la naturaleza, agregó.

El Partido Socialista de Sánchez fue el más votado en las elecciones del 28 de abril con 123 escaños, pero necesita el apoyo de los 42 asientos de Unidas Podemos y otros partidos más pequeños para mantenerse en el poder.

Con su coleta de caballo, el líder de Unidas Podemos Pablo Iglesias escuchó taciturnamente el discurso de Sánchez encorvado en su asiento.

El martes, Sánchez necesitará una mayoría absoluta de 176 de los 350 diputados. Si no lo consigue, el jueves se celebrará otra votación en la que sólo necesita una mayoría simple, con más votos a favor que en contra.

Si no lo logra en ambos intentos, iniciará la cuenta regresiva de dos meses antes de que España forme un gobierno o se organizarán nuevas elecciones.