Pompeo reconoce avances de México en contener migración

El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo reconoció que México ha logrado avances significativos para contener la inmigración, afirmó el canciller mexicano Marcelo Ebrard tras reunirse el...

El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo reconoció que México ha logrado avances significativos para contener la inmigración, afirmó el canciller mexicano Marcelo Ebrard tras reunirse el domingo con él.

En un comunicado, Ebrard dijo que, debido a estos progresos, México no ve necesidad de negociar un acuerdo de tercer país seguro con Washington que requeriría que los migrantes solicitaran asilo en México, en lugar de hacerlo en Estados Unidos.

La reunión entre Pompeo y Ebrard se llevó a cabo a la mitad de un período de 90 días durante el que México accedió a reducir el número de migrantes que cruzan su territorio rumbo a la frontera con Estados Unidos, parte de un acuerdo con el que se logró evitar que el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump impusiera duros aranceles a México, según había amenazado.

Desde entonces, las autoridades mexicanas han incrementado las medidas para contener a los migrantes tanto en la frontera norte como en la sur, al tiempo que han deportado a cientos de centroamericanos cada semana por vía aérea. México también está permitiendo que las personas que solicitan asilo en Estados Unidos aguarden en territorio mexicano mientras les dan una respuesta.

La Secretaría de Relaciones Exteriores también indicó que Ebrard sugirió que Estados Unidos y México trabajen juntos para recuperar los activos del narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, que fue condenado a cadena perpetua la semana pasada, y que Ebrard solicitó ayuda para contener el flujo de armas traficadas desde Estados Unidos hacia México.

Pompeo llegó a la Secretaría de Relaciones Exteriores en el centro de la Ciudad de México en la mañana y partió aproximadamente una hora después sin ofrecer declaraciones públicas.

Sin embargo, el gobierno mexicano difundió fotos y video silente de los dos diplomáticos hablando en una mesa y dándose la mano. El encuentro no estuvo abierto a la prensa.

Cuando la caravana de Pompeo comenzaba a moverse, un abogado de Guzmán se colocó delante de uno de los vehículos con un letrero pintado a mano que decía: El dinero de El Chapo, no para Estados Unidos, sí para México.

Un juez estadounidense le ordenó a Guzmán pagar 12.600 millones de dólares como parte de su cadena perpetua en Estados Unidos anunciada el miércoles.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el jueves que el dinero es mexicano, y que procurará que sea devuelto al país, incluso si tiene que recurrir a recursos legales.

El conductor de una camioneta Suburban negra tocó al abogado de Guzmán en tres ocasiones con la parrilla del vehículo antes de que un funcionario mexicano lo obligara a retirarse.

En declaraciones a la prensa, el abogado José Luis González dijo que Guzmán desea que su dinero sea distribuido entre los pobres de México, en lugar de que lo confisque el gobierno estadounidense. El abogado también lucha para que su cliente sea extraditado de vuelta a México.

Pompeo llegó a El Salvador el domingo más tarde para una reunión con el mandatario Nayib Bukele.