Cárcel
Imagen de una cárcel. JORGE PARÍS

Organizaciones defensoras de los inmigrantes anunciaron el miércoles una demanda colectiva contra la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza por presuntas violaciones a sus derechos en lugares de detención del área de Tucson, Arizona.

Estas condiciones no solo son inhumanas, son inconstitucionalesLa demanda alega que tanto niños como adultos son detenidos en instalaciones muy frías, donde se les da escasa agua, comida, medicamentos y atención médica.

Una mujer denunció a las autoridades que fue abusada sexualmente camino a la frontera y que tenía derrame vaginal, pero no recibió atención médica sino hasta cinco días después, cuando fue transferida al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, alega la querella presentada el lunes en una corte federal de Arizona.

"Estas condiciones no solo son inhumanas, son inconstitucionales", dijo la abogada Nora Preciado, del Centro Nacional para Leyes de Inmigración, una de las organizaciones demandantes. "Desde el momento en que son detenidos, son tratados como algo que solo puede ser descrito como 'subhumano'. Se les quita no solo que llevan puesto o su medicina. A estas personas se les quita su dignidad".

La agencia rechaza las acusaciones

La agencia dijo en un comunicado que "sus agentes se esfuerzan diariamente para asegurarse de que los detenidos tengan la comida, agua y atención médica necesaria".

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza toma en serio la seguridad y bienestar de las personas bajo su custodia"La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza toma en serio la seguridad y bienestar de las personas bajo su custodia. Esto es abordado consistentemente en entrenamientos y recalcado a lo largo de la carrera de los agentes", dijo la agencia. "(Investigamos) todos los alegatos de mala conducta y estamos comprometido en seguir mejorando el tratamiento a detenidos y en enfatizar las políticas que protegen vidas humanas y tratan a las personas con respeto y dignidad".

Las celdas en cuestión son aquellas a donde van a dar inmigrantes inmediatamente después de ser detenidos en la frontera, mientras las autoridades los procesan por primera vez. Después de ser procesados, los detenidos son puestos en libertad, deportados o transferidos a otra agencia.

Estas instalaciones son para detener inmigrantes por menos de 12 horas y no tienen camas. Sin embargo, la agencia del sector de Tucson detuvo a 58,000 personas (80% del total de detenidos en el área) durante al menos 24 horas en los primeros seis meses del 2013, de acuerdo con información obtenida por los demandantes a través de la Ley sobre Libertad de Información.

"25,000 (de estas) personas tuvieron que dormir en bancas de concreto por dos noches o más", dijo Mary Kenney, abogada del American Immigration Council.

La demanda también alega que las celdas también están sucias, los detenidos duermen en bancas de concreto, carecen de suficiente papel higiénico y otras necesidades sanitarias y permanecen incomunicados por varios días. Tiene carácter colectivo porque "creemos que esto es un problema generalizado que va más allá del sector de Tucson", agregó Kenney.

El 18 por ciento de las casi 480,000 detenciones que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en el año fiscal 2014 fueron hechas por el Sector de Tucson, que cubre la mayor parte de Arizona.