No había problemas técnicos en el tren de Amtrak antes del accidente en Filadelfia: informe

  • La Junta Nacional de Seguridad del Transporte emitió el martes su primer informe tras al fatal descarrilamiento.
  • Todavía no saben si el maquinista del tren que descarriló a gran velocidad en Filadelfia estaba hablando por su celular momentos antes del accidente.
  • El presidente de Amtrak prometió a los legisladores que la tecnología que incrementa la seguridad en los trenes se utilizará ya.
  • En el accidente murieron ocho personas y al menos otras 200 resultaron heridas.

Un informe preliminar publicado el martes por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) no encontró anomalías con el sistema de frenado del tren, las señales ni los raíles y en el lugar donde el pasado 12 de mayo un tren de Amtrak descarriló en Filadelfia provocando un fatal accidente que se cobró la vida de ocho personas y dejó al menos a 200 lesionadas, según publica el diario USA Today.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte había tomado nota de que el tren viajaba a 106 mph antes de que el sistema de freno de emergencia se activase. Los datos de registro del tren indicaron que "el ingeniero activó los frenos de emergencia segundos antes del descarrilamiento", dice el reporte.

El informe preliminar de dos páginas calcula que los daños provocados por el descarrilamiento del 12 de mayo superan los 9,2 millones de dólares.

Amtrak ya ha colocado esa tecnología en las vías que posee en el corredor del Noreste, que va de Boston a Washington El presidente de Amtrak hizo una emotiva promesa a los legisladores de que la tecnología que incrementa la seguridad en los trenes se utilizará ya, mientras demócratas y republicanos cruzaron acusaciones en torno a la presunta responsabilidad del gobierno de Obama por no instalar esa tecnología.

"Somos responsables por el incidente y sus consecuencias", dijo Joseph Boardman el martes en una audiencia de la comisión de Transporte de la Cámara de Representantes. Con la voz quebrada dijo que colocar el control positivo de trenes, una tecnología que evitar el descarrilamiento cuando el convoy viaja a exceso de velocidad, es "la mayor contribución individual que mi generación de trabajadores de trenes puede hacer".

Amtrak ya ha colocado esa tecnología en las vías que posee en el corredor del Noreste, que va de Boston a Washington, pero no estaba en operación cuando el tren regional 188 de ese corredor entró a una curva a más de 170 kilómetros por hora (107 millas). El límite de velocidad en esa curva es de 80 kilómetros (60 millas) y al descarrilarse el tren causó la muerte de ocho personas y heridas a más de 200.

El congreso ordenó en 2008 que se colocara esa tecnología en los trenes de pasajeros y carga para fines de 2015. Amtrak aún tiene que hacer extensas pruebas del sistema pero cumplirá con el plazo, dijo Boardman.

Investigan si maquinista usó el celular

Previamente se dio a conocer el informe preliminar sobre el accidente en el que investigadores federales dijeron que todavía no saben si el maquinista del tren que descarriló a gran velocidad en Filadelfia estaba hablando por su celular momentos antes del accidente.

El informe preliminar de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte dice que tampoco está claro si el daño al parabrisas fue causado por el accidente o por un objeto arrojado al tren.

El maquinista Brandon Bostian coopera con la investigación, dijo la NTSB, pero dice que no recuerda los momentos anteriores al accidente en el que murieron ocho pasajeros y más de 200 resultaron heridos.

La NTSB dijo que el tren iba a 170 kph (106 mph) al entrar en una curva donde el límite de velocidad es de 80 kph (50 mph). Añadió que Bostian frenó segundos antes del accidente.