Ferguson
Un vehículo policial vigila las calles de la localidad en Missouri. @AntonioFrench

La disparidad entre conductores negros y blancos detenidos por las autoridades de Missouri alcanzó su máximo nivel el año pasado desde que el estado empezó a llevar estadísticas hace 15 años, dijo el lunes el secretario de Justicia, Chris Koster.

El informe anual de Koster, que analiza las detenciones en el tráfico clasificadas por raza, halló que los conductores afroestadounidenses tenían un 75% más de probabilidades que los blancos de ser detenidos en los caminos de Missouri en proporción a la población en edad de conducir. La disparidad es 9 puntos porcentuales mayor que el año anterior. En 2000, los negros tenían 31% más de probabilidades que los blancos de ser detenidos.

La disparidad en el suburbio de St. Louis de mayoría de población negra fue inferior al promedio estatal

El informe es el primero desde los disturbios raciales que siguieron a la muerte a tiros en Ferguson de Michael Brown, un negro de 18 años desarmado, a manos de un agente de policía blanco. El informe de Koster indica que la disparidad en el suburbio de St. Louis de mayoría de población negra fue inferior al promedio estatal.

Koster advirtió que al existir 622 fuerzas policiales, no hay un solo factor que explique las disparidades, y que las estadísticas no demuestran que los agentes detienen a conductores sobre la base de su raza. Pero señaló en un comunicado que su análisis de casi 1,7 millones de detenciones por infracciones de tránsito en 2014 "les da a las policías, los legisladores y el público un punto de partida para proponer mejoras y cambios con el fin de resolver estos problemas".

Los agentes del orden dicen que la disparidad racial puede parecer mayor en ciudades donde predomina la población blanca porque las grandes autopistas y los destinos comerciales turísticos atraen a gente que no vive en la localidad.

El informe revela que los conductores hispanos fueron detenidos en menos ocasiones que los blancos o negros. Pero en casos de cateo, se descubrió la presencia de sustancias u objetos ilícitos en los casos de conductores blancos más que en los de negros o hispanos