Policía en Louisiana
Una patrulla estatal en las calles de Bethany. DANIEL SCWEN / WIKIPEDIA

Un jurado investigador en Louisiana determinó no abrir proceso a agentes de la policía por la muerte de un hombre a quien derribaron y mantuvieron en el suelo colocándose sobre él y al que no le permitieron ponerse de pie pese a que les dijo que no podía respirar.

Robert Minjarez Jr., de 30 años, falleció cinco días después de ser arrestado por policías de Carencro y Scott, y agentes de policía del Distrito Lafayette afuera de una estación de gasolina en Lafayette, reportó el periódico The Advertiser.

Por cerca de cinco minutos se escucha a Minjarez en las cámaras de las patrullas gritando, "¡Ayuda! ¡Quítense! ¡Me van a matar! Debido a que los autos judiciales del jurado de instrucción son siempre secretos, no se ofrecieron detalles. Los miembros del jurado revisaron la evidencia presentada por el fiscal de distrito, quien había enviado un reporte de investigación preparado por la policía estatal y el FBI.

Además, el periódico citó un comunicado del FBI diciendo que su investigación no descubrió nada que la Unidad de Derechos Civiles del Departamento de Justicia pudiera procesar.

En reporte del médico forense del Distrito Lafayette describió la causa principal de la muerte de Minjarez como "asfixia por compresión debida a sometimiento físico boca abajo por agentes judiciales".

Agregó que las causas contribuyentes fueron toxicidad por cocaína y rabdomiolisis —desintegración del tejido muscular por exposición prolongada a una toxina— la cual puede tener varias causas, incluida la cocaína y otras drogas.

El reporte de la oficina del médico forense indicó que imágenes de video tomadas por cámaras de la tienda y de los vehículos de los policías mostraron que al menos tres o cuatro agentes permanecieron total o parcialmente sobre Minjarez después de que sus manos y piernas habían sido esposadas. La parte superior de su cuerpo estaba sobre la calle, mientras que su cadera y piernas estaban sobre la acera, señaló el reporte.

Durante aproximadamente cinco minutos, de acuerdo con el reporte, se escucha a Minjarez en el audio de las cámaras de las patrullas gritando, "¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Ayúdenme! ¡Quítense! ¡Me van a matar!". El reporte lo cita además diciendo tres veces "Van a sofocar..." y "No puedo respirar". Él clamó y gritó, con su voz volviéndose "cada vez más apagada, ronca y tensa" mientras repetía "No puedo respirar", añadió el reporte.

Cerca de cinco minutos después de que fue sometido, indicó el reporte, Minjarez gimió y gorgoteó, y un policía dijo, "tienes 265 libras (129 kilogramos) sobre tu espalda, no vas a ir a ninguna parte". El sospechoso gimió "y no se escucharon más sonidos de él", señaló el reporte.

El jurado de instrucción emitió su determinación el miércoles. Los nombres de los agentes no han sido revelados.