Varios de los 9 muertos en el tiroteo de Waco recibieron disparos de agentes de Policía

  • Al menos 4 pandilleros fueron abatidos por agentes.
  • "Ellos dispararon a nuestros policías y respondimos".
  • Los 170 detenidos está acusados de delitos relacionados con organización criminal, lo que les puede acarrear la pena de muerte. 

Las primeras investigaciones han revelado que al menos cuatro de los nueve pandilleros muertos en la trifulca de este domingo en la cafetería Twin Peaks de Waco, Texas, fueron abatidos por disparos de la Policía, según han informado las autoridades.

Sabían que estábamos a solo unos segundos, pero no les importóEl sargento W. Patrick Swanton, vocero de la Policía de Waco, dijo este lunes que sus agentes respondieron a los disparos de algunos de los motoristas implicados en una pelea campal en el estacionamiento del restaurante, según informa el diario USA Today.

"Ellos empezaron a disparar a nuestros agentes y nuestros agentes respondieron con fuego", explicó Swanton ante los medios este lunes.

La cadena CNN revela que cuatro de los nueve muertos cayeron por disparos de los agentes. La mayoría de los fallecidos fueron víctimas de disparos y puñaladas hechas durante la pelea entre los pandilleros.

Delitos de peso

El vocero señaló que los 170 detenidos han sido acusadas con cargos como delito de pertenencia a organización criminal con resultado de muerte, una acusación grave en el estado de Texas que puede acarrear incluso la pena de muerte.

Es la escena de crimen más violenta y truculenta con la que he lidiado nunca"Esas 170 personas están acusadas de implicarse en el crimen organizado en relación con un caso de asesinato en primer grado", dijo en una conferencia de prensa el sargento Patrick Swanton.

"Esta es la escena de crimen más violenta y truculenta con la que he lidiado nunca", subrayó Swanton, de la policía de Waco.

El juez Pete Peterson estableció sendas fianzas de 1 millón de dólares por cada uno de los detenidos en relación con el suceso, según informó el diario local Waco Tribune-Herald.

"Creo que es importante enviar un mensaje. Han matado a nueve personas en nuestra comunidad. Esta gente llegó aquí y la mayoría no eran de esta ciudad", afirmó Peterson.

Contra los policías

Swanton informó que la Policía sabía que la reunión de motociclistas en Waco podría tener resultados violentos. Cuando los hechos comenzaron, había unos 20 agentes en los alrededores.

"Estos policías no estaban de incógnito. No había duda de que (los motoristas) sabían que estábamos a segundos de distancia y que íbamos a responder, pero no les importó", afirmó el sargento.

El sargento afirmó que cinco bandas de motoristas estuvieron involucradas en el tiroteo, pero dijo que la policía no divulgará sus nombres a lo largo de la investigación para no "darles publicidad".

Cossacks y Bandidos

No obstante, una declaración jurada emitida por el juez de paz Peterson y obtenida por el diario Waco Tribune-Herald identifica a dos de las bandas como los Cossacks y los Bandidos, y afirma que los nueve muertos en el suceso procedían solo de esos dos grupos.

La Justicia estadounidense considera a los Bandidos una "creciente amenaza criminal"Los Bandidos extienden su poder a trece países, además de Estados Unidos, y la Justicia estadounidense la considera una "creciente amenaza criminal", con aproximadamente 900 miembros en 93 células y envuelta en transporte y distribución de cocaína, marihuana y metanfetaminas, droga que también produce, según el Departamento de Justicia.

Las autoridades tienen previsto permanecer hasta el anochecer en el lugar de los hechos, donde están inspeccionando más de cien vehículos relacionados con el incidente, explicó Swanton.

Twin Peaks, una franquicia de restaurantes con meseras en uniformes reveladores, ha sido cerrado por la Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texasdurante una semana por temor a que estalle más violencia, señaló Swanton.

Poco después, la empresa que gestiona la marca Twin Peaks informó en un comunicado de que ha revocado "de inmediato" el acuerdo de franquicia con los dueños de ese establecimiento, que "ignoraron las alertas" policiales y pusieron en peligro a sus clientes.

"Esas 170 personas están acusadas de implicarse en el crimen organizado encon un caso de asesinato en primer grado", dijo en una conferencia de prensa el sargento Patrick Swanton.
"Esta es la escena de crimen más violenta y truculenta con la que he lidiado nunca", subrayó Swanton, de la policía de Waco.