La Policía investiga si hay delito en la foto en Instagram de un bebé con un cigarro

  • La imagen de un bebé con un cigarro para simular que estaba fumando ha provocado reacciones en las redes sociales.
  • La Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía fue advertida por varios usuarios de la existencia de la imagen.
  • Se investiga si la usuaria ha incurrido en alguna falta o delito.

La foto que subió en Instagram una usuaria de España hace cuatro meses, en la que aparecía un bebé al que habían colocado un cigarro encendido entre los labios para simular que estaba fumando, puede costarle un disgusto a su autora. Desde que el pasado fin de semana el contenido de la imagen se hiciera viral, el perfil de la joven ha recibido un aluvión de críticas e insultos por parte de los internautas.

Algunos de los reproches más encendidos exigen incluso "que se retire la custodia del niño", quien podría ser de la madre de la menor o de un pariente cercano a juzgar por la nota cariñosa con la que acompaña la instantánea: "Te quiero pequeña, eres mi puta vida".

Instagram prohíbe publicar fotos "de mal gusto o transgresoras" La indignación de los internautas ha trascendido a los medios de comunicación e incluso a la Policía Nacional, que desde el sábado ha recibido notificaciones de lo sucedido en sus perfiles públicos en Internet.  "El domingo agradecimos la colaboración ciudadana a través de un mensaje en Instagram y pedimos que no se compartiera más la imagen", explica Carlos Fernández Guerra, community manager de la Policía Nacional, que ante estas situaciones aconseja avisar a la Policía de forma privada para no divulgar unos contenidos que pueden incurrir en faltas o delitos.

Pero: ¿Es delito publicar una foto de estas características en la Red? Fernández Guerra explica que el caso se ha remitido a la UIT (Unidad de Investigación Tecnológica) para ser investigado. Será este departamento quien analice si hay o no indicios de delito o si se debe recurrir al fiscal.

Este martes, a las 18.30 horas, la foto seguía publicada en el perfil de la usuaria (lapelirrojah_delbarriooh) en Instagram. Según la normativa de esta red social, los usuarios no pueden publicar fotos que muestren "imágenes violentas, de desnudos íntegros o parciales, discriminatorias, ilegales, transgresoras, de mal gusto, pornográficas o con contenido sexual" en su servicio. Asimismo, señala a los usuarios como únicos responsables de sus contenidos.  

Por ahora, Instagram, que en el pasado retiró fotos de sus páginas por mostrar pechos femeninos—entre ellas una de Madonna— u otras consideradas de "mal gusto", no ha tomado ninguna medida.

Calumnias e injurias, los más repetidos en Internet

Las redes sociales mal utilizadas pueden convertirse en una bomba de relojería. Según la Policía, los delitos y faltas más comunes detectados en las redes, y que han aumentado a medida crecían las comunidades sociales, son las calumnias y las injurias. Sin embargo, estos constituyen "delitos privados", explican desde la Policía Nacional, por lo que requieren que la víctima interponga una querella para que puedan ser perseguidos.

En el caso de los mensajes claramente ofensivos que ha recibido el perfil de lapelirrojah_delbarriooh en los últimos días, los agentes aclaran que la usuaria debería, por lo tanto, interponer una denuncia si desea que sean investigados.