Nepal ha vuelto a verse sacudido por un gran terremoto de magnitud 7.3, apenas dos semanas después del de 7.8 (25 de abril) que ha causado hasta la fecha más de 8,000 muertos y 17,000 heridos y el país no se ha recuperado de la destrucción provocada. Según los primeros y poco precisos datos, al menos 16 personas habrían muerto.

Según informa el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el seísmo ha tenido lugar a las 9.05 de la mañana (hora española) en una zona cercana a la frontera con China, entre el Everest y Katmandú, la capital. El epicentro del seísmo ha tenido lugar a una profundidad de 18.5 kilómetros. El USGS ha reportado, pocos minutos, hasta tres réplicas, la mayor de magnitud 6.3.

El Ministerio de Interior de Nepal también informó a través de su cuenta de Twitter de un movimiento telúrico con epicentro entre Dolakha y Sindhupalchowk, zona esta última en la que se produjeron más de la tercera parte de los más de 8,000 muertos registrados hasta ahora como consecuencia del anterior seísmo.

Las autoridades nepalíes indicaron, no obstante, que la intensidad del terremoto fue de 7.1 en la escala Richter.

Al menos 16 personas han muerto y 335 han resultado heridas en el temblor, según El Centro Nacional de Operación de Emergencia.

Edificios derrumbados, miles de personas en las calles...

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), asegura que el temblor ha destruido edificios en Chautara, al este de Katmandú, y se están recuperando cuerpos de entre las ruinas, según han informado cooperantes, que han precisado que los heridos están siendo trasladados al hospital. "Edificios derribados en Chautra (...) cuerpos sacados de los edificios", ha informado la OIM.

Edificios derribados en Chautra (...) cuerpos sacados de los edificiosEl aeropuerto de Katmandú ha sido cerrado tras el temblor. Miles de personas permanecen en las calles de Katmandú tras el nuevo terremoto, que ha hecho derrumbarse algunos edificios que habían quedado muy deteriorados tras el anterior seísmo del 25 de abril. Un español, del equipo de Médicos sin Fronteras en esa ciudad,aseguraba que el temblor duró "un minuto" y que el se suelo se movió "con bastante violencia" y las "farolas se balanceaban con bastante intensidad".

Las calles de acceso al centro de la capital muestran cientos de personas en espacios abiertos para mantenerse alejados de los edificios.

Algunos edificios que habían quedado en condiciones precarias tras el anterior terremoto han terminado de derrumbarse, según constató la Agencia Efe.

El Centro Nacional de Operación de Emergencia indicó que helicópteros y equipos de rescate han sido movilizados en varias zonas, especialmente en el este de Katmandú, donde el impacto del movimiento telúrico se ha sentido con más fuerza.