Visita de un policía 'superhéroe' a un niño enfermo de cáncer causa emoción en internet

  • Damon Cole, a través de una asociación, alegra a niños enfermos o desfavorecidos.
  • El policía condujo once horas para visitar a Bryce Schottel, de 7 años de edad.
  • Usó dos trajes: uno de Superman y otro de Iron Man.
<p>Damon Cole, policía de Dallas, se vistió de superhéroe y condujo durante 11 horas par darle una sorpresa a Bryce Schottel, de 7 años y enfermo de cáncer.</p>
Damon Cole, policía de Dallas, se vistió de superhéroe y condujo durante 11 horas par darle una sorpresa a Bryce Schottel, de 7 años y enfermo de cáncer.
FACEBOOK HEROES, COPS AND KIDS

La historia de Damon Cole y su visita al pequeño Bryce Schottel enarmoró a muchos por internet. El policía de Dallas pertenece a una asociación llamada 'Heroes, Cops and Kids', s una especie de ONG que alegra el día de los niños enfermos o desfavorecidos vestidos como superhéroes. Pero Cole fue más allá y decidió coger su coche, conducir durante más de once horas y darle una sorpresa mayúscula a Bryce Schottel, informa Today.com.

Bryce tiene siete años y un linfoma. Cuando Damon conoció su historia, no dudó en viajar desde Dallas hasta Smithton, en Illinois, para darle una alegría. Bryce es un fan de Superman y fue lo que decidió al policía: "Pensé en mi hija, que también tiene siete años, y en lo duro que debe de ser pasar por algo así".

Tras contactar con sus padres para pedir permiso, Cole preparó su coche, que tiene personalizado con el logo de Superman, para sorprender a Bryce: "¿Por qué no hacerlo? No soy rico ni famoso, pero los niños se emocionan cuando me ven en el coche y con el traje".

Bryce se llevó como recuerdo una capa de Superman y una insignia del famoso superhéroe que Damon suele llevar en su chaleco antibalas: "Le dije que ese logo de Superman me ha protegido luchando contra el crimen y contra los malos en los últimos años, y que a partir de ahora le iba a proteger a él".

La historia de Damon y Bryce ha causado mucha emoción en América. "Cualquiera puede comprarse un disfraz y ponérselo para un niño, pero es en cómo interactúas con él donde está la diferencia", añade el agente.