Lynch anuncia una investigación a la Policía de Baltimore

  • El Departamento de Justicia buscará prácticas o patrones discriminatorios en todo el departamento.
  • La fiscal general dijo en una conferencia de prensa que la indagación comenzará de "inmediato".
  • Las malas relaciones entre la policía y las comunidades a las que sirven "representan uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo", dijo Lynch.

La recién nombrada fiscal general, Loretta Lynch, ha anunciado este viernes que lanzará una investigación federal para determinar si el Departamento de Policíade Baltimore ha incurrido en un "patrón o práctica habitual" de un uso excesivo de la fuerza así como prácticas o patrones discriminatorios en sus actuaciones. Lynch dijo que la investigación arrancará "de inmediato".

Indagarán si hay patrones de uso indebido de la fuerza, y búsquedas o detenciones ilegales La medida ha sido anunciada después de que la alcaldesa de la ciudad, Stephanie Rawlings-Blake, reclamase una investigación al respecto, después de que el abogado del Estado para Baltimore presentase cargos criminales contra seis oficiales involucrados en la detención de Freddie Gray.

Gray, un joven afroamericano, murió el pasado 19 de abril tras resultar herido cuando se encontraba bajo custodia policial. Su fallecimiento y posterior funeral fueron el detonante de una serie de manifestaciones en esta ciudad del estado de Maryland, que se saldaron con al menos quince heridos y más de 200 detenidos.

Las malas relaciones entre la policía y las comunidades a las que sirven "representan uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo", dijo Lynch al anunciar la investigación. Luego agregó que la confianza del público se ha erosionado seriamente.

La investigación, similar a las que se practicaron en ciudades como Ferguson, Missouri, y Cleveland, Ohio, indagará si hay patrones de uso indebido de la fuerza, y búsquedas o detenciones ilegales.

Autoridades federales llevan a cabo una investigación por separado de la muerte de Freddie Gray.

El jueves, el jefe de Policía de Baltimore, Anthony W. Batts, dijo que no se opone a una investigación externa y ha mantenido su compromiso de reformar el Departamento de Policía. "Estoy dispuesto a hacer cualquier cosa que se necesite para recobrar la confianza de nuevo", añadió.

Su antecesor en el cargo, el exfiscal Eric Holder, llevó a cabo una investigación similar dentro de la Policía de Ferguson (Misuri), donde un policía blanco mató el agosto pasado al joven negro Michael Brown, que iba desarmado y cuyo fallecimiento desató también fuertes protestas.

En ese caso, el informe concluyó que los agentes de Ferguson violaban de forma rutinaria la Constitución del país al detener a personas sin motivo aparente, usar la fuerza excesiva contra ellas o registrarlas obedeciendo a prejuicios raciales.

Esta semana, la calma ha vuelto a la ciudad de Baltimore, después de las violentas protestas que sucedieron al funeral del joven negro.