Michelle Bachelet solicita la renuncia a todo su gabinete de manera sorpresiva

  • Hizo el anuncio mientras el conocido conductor Mario Kreutzberger la interrogaba sobre las dificultades que atraviesa su gobierno.
  • "Hace algunas horas le pedí la renuncia a todos los ministros", afirmó Bachelet.
  • Explicó que se tomará 72 horas para decidir quiénes se quedan y quiénes se van porque "no quiero hacer cosas que resulten más mal".

La presidenta Michelle Bachelet, que vive la mayor desaprobación pública que ha tenido en sus dos períodos de gobierno, anunció el miércoles por la noche que le solicitó la renuncia a todo su gabinete y que se tomará 72 horas para decidir quiénes se quedan y quiénes se van.

La mandataria, entrevistada en el canal 13 de la televisión, hizo el anuncio mientras el conocido conductor Mario Kreutzberger la interrogaba sobre las dificultades que atraviesa su gobierno, las cuales han desplomado su popularidad a un 31%. En contraste, cuando fue electa presidenta en diciembre de 2013 tenía el 62%. He considerado hacer una evaluación de gestión y cuál será equipo que me acompañará en un nuevo ciclo

"Hace algunas horas le pedí la renuncia a todos los ministros", afirmó Bachelet. "Este es el momento de hacer un cambio de gabinete".

Explicó que se tomará 72 horas para decidir quiénes se quedan y quiénes se van porque "no quiero hacer cosas que resulten más mal".

Desde hace meses Chile está sumido en una severa crisis de desconfianza que salpica a opositores y oficialistas debido al financiamiento ilegal de la política por parte de al menos dos grandes grupos empresariales, algunos casos de corrupción y por el tráfico de influencias y uso de información privilegiada. Por estos dos últimos delitos son investigados judicialmente el hijo de la presidenta, Sebastián Dávalos, y su nuera Natalia Compagnon.

Fue el caso de especulación inmobiliaria realizado por la empresa Caval, cuya propiedad pertenece en un 50% a su nuera, el que golpeó más duramente a Bachelet, a quien la mayoría de los chilenos no le creyó cuando afirmó a fines de febrero que se enteró de la situación a través de la prensa.

Su hijo y su nuera se entrevistaron con el dueño del mayor banco chileno, a quien le pidieron prestados 10 millones de dólares con los que compraron terrenos agrícolas, los cuales vendieron en 15 millones de dólares bajo la promesa de que allí se podrían construir proyectos inmobiliarios.

Bachelet dijo el miércoles que "fue una imprudencia" que su hijo asistiera a la reunión con el banquero Andrónico Luksic, uno de los empresarios más poderosos de Chile.

Con el apoyo de los partidos

Los presidentes de los partidos oficialistas no fueron informados previamente de la decisión de Bachelet.

Jaime Quintana, presidente del oficialista Partido por la Democracia, dijo que "nosotros vamos a respaldar todas" las decisiones de la mandataria.

Por su parte, Jorge Pizarro, líder del oficialista Partido Demócrata Cristiano, señaló estar "muy contento por el anuncio que ha hecho la presidenta", mientras que el diputado Osvaldo Andrade, presidente del Partido Socialista, dijo que "me parece bien; creo que era un tema que se veía venir".

Bachelet declaró que "he considerado hacer una evaluación de gestión y cuál será equipo que me acompañará en un nuevo ciclo".

Al principio de su segundo período al frente del gobierno, en abril de 2014, la mandataria tenía una desaprobación del 20%, y un año después ésta se empinó al 64%, según una encuesta divulgada más temprano por la empresa Adimark.

La semana pasada Bachelet esbozó una serie de proyectos, cambios legales y medidas administrativas para recuperar la confianza de la población en los políticos, las cuales incluyen eliminar la reelección indefinida de los parlamentarios, que en 25 años han rechazado fijarse un tope de años en el cargo.

La desconfianza afecta a oficialistas y opositores, éstos últimos mayormente favorecidos con aportes irregulares o ilegales de empresarios a sus campañas parlamentarias.