Prohíben un anuncio por dar la impresión de presentar "a una niña en una actitud sexual"

  • La joven tiene en realidad 22 años.
  • Su apariencia de ser menor ha provocado las críticas.
<p>Anuncio censurado en Reino Unido.</p>
Anuncio censurado en Reino Unido.
TWITTER

Un anuncio a doble página en la revista Vogue ha desatado la polémica enReino Unido. En él aparece una joven, reclinada sobre una cama en actitud sugerente y mirando directamente a la cámara a través de una puerta parcialmente abierta, con prendas de la nueva colección primavera-verano de la firma Miu Miu.

Esto ha provocado quejas de un sector de la opinión pública, que considera que la imagen muestra a una niña vistiendo como una adulta en una "pose sexualmente sugerente", y el organismo regulador de la publicidad (ASA, por sus siglas en inglés) ha prohibido el anuncio.

La modelo, Mia Goth, tiene 22 años pero ASA argumenta que su apariencia juvenil, el escaso maquillaje que lleva y la ropa que viste "contribuyen a dar la impresión de que tiene menos de 16". "Consideramos que las sábanas arrugadas y su boca parcialmente abierta también aumentan la sensación de que su pose es sexualmente insinuante", añade el regulador. "Puede dar la impresión de que el anuncio presenta a una niña en una actitud sexual", continúa.

ASA considera que es una publicidad que puede "causar serias ofensas"El organismo concluye que esta publicidad es "irresponsable" y que puede "causar serias ofensas". Por ello ha pedido a Prada SpA, grupo propietario de Miu Miu, que no utilice imágenes que "sexualicen inapropiadamente a mujeres jóvenes".

Prada SpA ha respondido que el anuncio forma parte de una campaña con tres modelos diferentes en una serie de escenas cinematográficas. El grupo no considera que la modelo se muestre en actitud sexualmente sugerente ni que haya ningún toque sexual en su expresión.

Vogue por su parte dice ser una revista "sofisticada", cuyos lectores "están educados para apreciar la fotografía de calidad y a las grandes modelos". Sus responsables no consideran que dichos lectores puedan pensar que el anuncio sugiera que la modelo es una niña y agregan que no han recibido directamente ninguna queja.