Coppola, premio Princesa de Asturias de las Artes 2015

  • El directorha sido destacado por el jurado por ser una "figura imprescindible" y un "narrador excepcional".
  • Se ha impuesto a candidatos como Michael Haneke, Norman Foster, Woody Allen, Paco de Lucía, Bob Dylan, Pedro Almodóvar o Luis García Berlanga.

Francis Ford Coppola, de 76 años, ha sido galardonado con el ganador del Premio Princesa de Asturias de las Artes por ser una "figura imprescindible" para "entender la transformación y las contradicciones de la industria y el arte cinematográficos" y haber contribuido "decisivamente a su crecimiento", según cita en el acta el jurado del galardón.

El director de raíces sicilianas, responsable de títulos tan míticos como El Padrino o Apocalypse Now, se ha impuesto entre otros 30 candidatos al premio, entre los que figura Frank Gehry (2014), Rafael Moneo, Michael Haneke, Ricardo Muti, Norman Foster, Woody Allen, Paco de Lucía, Vittorio Gassmann, Fernando Fernán Gómez, Bob Dylan, Miquel Barceló, Pedro Almodóvar, Óscar Niemeyer, Eduardo Chillida o Luis García Berlanga.

Renovador temático y formal, sus exploraciones en torno al poder y sobre los horrores y el absurdo de la guerra han trascendido su obra artísticaEl jurado también destaca el "lugar prominente" en la historia del cine que ocupa este "narrador excepcional" y su "continua lucha por mantener la total independencia emprendedora y creativa" ern todas sus facetas profesionales.

"Renovador temático y formal, sus exploraciones en torno al poder y sobre los horrores y el absurdo de la guerra han trascendido su obra artística, convirtiéndose en iconos colectivos y universales del imaginario y de la cultura contemporáneos", cita el jurado.

Coppola es uno de los cineastas más prestigiosos de la historia del séptimo arte: cuenta con cinco premios Oscar (tres por el guión de Patton (1970), El Padrino y El Padrino II, uno como director por El Padrino y uno honorífico); dos Palmas de Oro del Festival de Cannes, por La conversación y Apocalypse Now; y varios Globos de Oro y premios BAFTA, además de una Concha de Oro de San Sebastián por Llueve sobre mi corazón (1969), entre otros galardones.

Ésta es la primera vez en la que se conceden estos galardones como Premios Princesa de Asturias, para adaptar su denominación a la actual heredera de la Corona, Leonor de Borbón.

El fallo del galardón de las Artes, que se ha dado a conocer a las 12.00 horas en el Hotel de la Reconquista de Oviedo, ha abierto la trigésimo quinta edición de los premios Princesa de Asturias dotados en sus ocho categorías con la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró, 50.000 euros, un diploma y una insignia.

El niño que jugaba con una Super8

Nacido en el seno de una familia italoamericana en Detroit (Michigan, EE UU) el 7 de abril de 1939, Francis Ford Coppola creció en Nueva York en un hogar vinculado a la música y el cine, con un padre, Carmine Coppola, instrumentista y compositor.

Su niñez estuvo marcada por la poliomielitis, que lo postró en la cama durante más de un año, pero también por el juego con marionetas y la manipulación de las películas familiares en Super8, que le sirvieron de distracción y aprendizaje.

Con Fellini, Antonioni, Kurosawa y Murnau entre sus referencias, Coppola entró por la puerta grande del cine al ganar su primer Oscar al mejor guión original por 'Patton'Con Fellini, Antonioni, Kurosawa y Murnau entre sus referencias, Coppola entró por la puerta grande del cine al ganar su primer Oscar al mejor guión original por Patton en 1970. No obstante, la película que encumbró su nombre fue El Padrino (1972), adaptación de la novela homónima de Mario Puzo, que, con un rodaje de 52 días y un reparto polémico, se convirtió en uno de los estrenos más taquilleros del momento, con la que obtuvo tres Oscar.

Dos años después, rodó la secuela El Padrino II con un presupuesto que doblaba el de la anterior y por la que recibió numerosos reconocimientos, entre ellos, seis Oscar.

Ese mismo año estrenó La conversación (1974), una de sus cintas más personales junto con Llueve sobre mi corazón (1969) y Tetro (2009), según los expertos.

La década de los 70 culminó para Coppola con el estreno de Apocalypse Now (1979), una adaptación libre de la novela de Joseph Conrad El corazón de las tinieblas. El largometraje está incluido entre las grandes obras maestras del cine y en su momento fue de los de mayor presupuesto de su historia.

En los 80 dirigió Rebeldes (1983), La ley de la Calle (1983) –que se convirtieron en cantera de una nueva generación de actores (su sobrino, Nicolas Cage, y su propia hija, Sofia Coppola, entre ellos)– y Peggy Sue se casó (1986).

En los 90 estrenó El Padrino III (1990) y Drácula de Bram Stoker (1992), por la que consiguió tres Oscar. En 2001, presentó en el Festival de Cannes Apocalypse Now Redux, un nuevo montaje con 49 minutos de metraje inédito. Entre sus últimas cintas como director se encuentran El hombre sin edad (2007) y Twixt (2011