Fiscal de Baltimore, de 35 años, se moviliza rápido para aplicar cargos en el caso Gray

  • Fue congruente con su promesa de campaña de hacer que la policía rinda cuentas.
  • Mosby superó el año pasado a un rival blanco para ocupar el cargo.
  • Los residentes de Baltimore se mostraron felices por la decisión de Mosby.

La fiscal en jefe de Baltimore, de apenas 35 años y con menos de cuatro meses en el cargo, se movilizó rápidamente el viernes para enfrentar el mayor desafío de su carrera cuando anunció cargos contra seis agentes por la muerte de Freddie Gray.

Marilyn Mosby sorprendió a los observadores legales al presentar ella misma cargos contra los agentesLa fiscal estatal Marilyn Mosby sorprendió a los observadores legales al presentar ella misma cargos contra los agentes, en lugar de buscar una acusación formal de un jurado investigador, un día después de recibir los resultados de la investigación interna de la policía y un informe oficial de la autopsia.

La decisión fue congruente con su promesa de campaña de hacer que la policía rinda cuentas.

"Es sorprendente, porque muchos fiscales sopesarían que existe menos riesgo de enemistarse con la policía al colocar esto en las manos del jurado investigador, y ella no hizo eso", dijo Andrew Levy, abogado defensor en Baltimore durante largo tiempo y profesor adjunto en la Facultad de Derecho de la Universidad de Maryland.

Mosby superó el año pasado a un rival blanco que ya estaba establecido en el puesto, acusándolo de ser demasiado blando con los agentes de policía y de estar demasiado lejos de los ciudadanos de Baltimore. Mosby y su esposo, un concejal de la ciudad, son negros y viven a sólo cuadras de la comunidad sumida en la pobreza donde se desataron disturbios el lunes tras el funeral de Gray, que también era negro.

"Más le vale que esté lista. Va a ser un bautismo con fuego", dijo J. Wyndal Gordon, un abogado defensor en Baltimore que ha litigado contra agentes en casos de uso excesivo de la fuerza. "La forma en que maneje esto definirá su administración y el futuro de ese puesto".

Los residentes de Baltimore están felices por la decisión de Mosby

Los residentes que han salido a las calles en protesta por la muerte de Gray se mostraron felices por la decisión de Mosby. Terry Simms, de 32 años, propietario de una compañía de jardinería, asistió a una protesta frente a las instalaciones para hacer reservaciones en Baltimore el viernes por la tarde con un letrero escrito a mano que decía: "Marilyn Mosby para alcaldesa". Simms dijo que lloró de alegría cuando ella anunció los cargos.

Tenemos que ponerla en este puesto para que pueda arreglar toda la ciudad"Tenemos que ponerla en este puesto para que pueda arreglar toda la ciudad", afirmó. "La ciudad necesitaba una solución. Si esto no ocurría, se hubiera puesto realmente mal, realmente rápido. Lo que ella hizo hoy borró toda la tensión".

Antes de que los cargos fueran anunciados, el sindicato de policías de Baltimore le dijo a Mosby en una carta que ninguno de los seis agentes era responsable de la muerte de Gray. El sindicato solicitó un fiscal especial en el caso, bajo el argumento de que Mosby tiene conflictos de interés, incluida una amistad con el abogado de la familia Gray, que contribuyó a la campaña de ella.

Mosby creció en Boston y conoció a su marido, el concejal Nick Mosby, cuando eran estudiantes en la Universidad Tuskegee de Alabama. Tras trabajar en las fiscalías de Boston y Washington, se unió a la oficina del fiscal de Baltimore en 2005 y ascendió en el escalafón antes de marcharse para trabajar en una aseguradora.

Derrotó al entonces fiscal Gregg Bernstein en las primarias demócratas del pasado junio, y en las elecciones generales no afrontó a ningún opositor en las boletas, salvo el que los electores quisieran escribir en ellas.

Su biografía oficial señala que es "la fiscal jefe más joven de una ciudad importante en Estados Unidos".

Al anunciar los cargos contra los agentes, Mosby también hizo énfasis en sus vínculos personales con la policía, al hacer notar que sus padres, su abuelo y otros parientes eran agentes.