Exaliado del gobernador Christie se declara culpable de bloqueo

  • Christie no fue involucrado públicamente en el escándalo que ha empañado sus perspectivas de aspirar a la candidatura presidencial.
  • David Wildstein admitió en un tribunal federal que orquestó los bloqueos.
  • El cierre fue para castigar al alcalde por no apoyar la reelección del gobernador.

Tres antiguos aliados del gobernador republicano Chris Christie fueron acusados el viernes por el bloqueo del tránsito en el puente George Washington y uno de ellos se declaró culpable.

Christie no fue involucrado públicamente en el escándaloChristie no fue involucrado públicamente en el escándalo que ha empañado sus perspectivas de aspirar a la candidatura presidencial de su partido.

David Wildstein, un funcionario de la Autoridad de Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey cuando ocurrió el incidente, admitió el viernes en un tribunal federal que orquestó los bloqueos, y encara una posible sentencia de hasta dos años de prisión.

Wildstein admitió que él y otros dos leales al gobernador cerraron carriles y causaron serios congestionamientos en Fort Lee en septiembre de 2013 en venganza contra el alcalde demócrata de la ciudad, quien no respaldó la campaña de relección de Christie, y después inventaron que todo había sido parte de un estudio sobre el tránsito.

Las dos personas a quienes implicó, la exsubsecretaria Bridget Kelly y Bill Baroni, designado por el gobernador al más alto cargo de la Autoridad Portuaria, fueron acusados poco más tarde.

Wildstein no dio indicaciones de que Christie hubiera tenido participación en el asunto. Pero después de la audiencia, su abogado Alan Zegas reiteró una afirmación que formuló el año pasado de que hay evidencias de que Christie hubiera sabido del hecho en el momento que se producía.

Christie insiste en su inocencia sobre el caso

El gobernador ha insistido en que no sabía nada.

Christie no quiso hacer comentarios al respecto el viernes al salir de un hotel en McLean, VirginiaLos abogados de Kelly Baroni planearon conferencias de prensa el jueves por la tarde.

Christie no quiso hacer comentarios al respecto el viernes al salir de un hotel en McLean, Virginia, después de pronunciar una conferencia sobre tecnología.

El hecho ocurrió en septiembre de 2013, cuando dos de los tres carriles de acceso al puente en Fort Lee fueron cerrados cuatro mañanas causando retrasos masivos.

Pero el escándalo estalló hace un año cuando se conoció un correo electrónico que Kelly envió a Wildstein en el que decía: "Es hora de algunos problemas de tráfico en Fort Lee" y la respuesta de Wildstein fue: "Enterado".

El embotellamiento en uno de los puentes más transitados de la nación, que vincula Nueva Jersey con la ciudad de Nueva York, causó incontables inconvenientes. Los autobuses escolares y vehículos de emergencia quedaron atascados, y los pasajeros tuvieron que esperar horas durante días sucesivos.

Wildstein dijo que orquestaron el cierre para el primer día de clases con el propósito de castigar al alcalde de Fort Lee por no apoyar la reelección del gobernador republicano.