Inmigrantes demandan a un condado de Nueva York por la detención sistemática de latinos

  • El departamento de Justicia ha investigado al condado de Suffolk.
  • Se registran detenciones de hispanos sin fundamentos y en base a su raza.
  • Algunas víctimas han sufrido robos o infracciones injustificadas.

Un departamento de policía de un suburbio de Nueva Yorkque ha sido objeto de una investigación del Departamento de Justicia y de críticas de un grupo de derechos civiles es acusado en una demanda legal de enfocarse sistemáticamente en latinos para realizar detenciones de tráfico sin fundamentos y con base en su raza, y en algunos casos, para robarlos.

Las personas de color deberían ser capaces de caminar sin temor a ser robadas, no por los delincuentes, sino por policíasLa demanda, presentada en la Corte Federal de Distrito de Long Island, afirma que los latinos fueron robados o recibieron citatorios por infracciones de tráfico injustificados por parte de integrantes del departamento de policía del condado Suffolk. Veintiún hispanos que viven en el condado al este de la ciudad de Nueva York buscan obtener el estatus de demanda colectiva a fin de que potencialmente cientos o miles más puedan incorporar sus reclamos a la demanda.

Los demandantes, que no han sido identificados por nombre, buscan la indemnización punitiva y el resarcimiento por daños, así como cambios en las políticas y procedimientos del departamento de policía.

"Las personas de color deberían ser capaces de caminar y conducir por las calles del distrito Suffolk sin temor a ser acosadas y robadas, no por los delincuentes callejeros, sino por oficiales de la policía", subrayó Juan Cartagena, presidente y asesor legal general de LatinoJustice PRLDEF.

Cartagena y aproximadamente dos decenas de simpatizantes y miembros de otros grupos defensores sostuvieron una conferencia de prensa el jueves para discutir la demanda.

Las acusaciones señalan que por más de una década los latinos han sido acosados por la policía debido a su origen.

La Policía lo niega

El departamento de policía emitió un comunicado de cuatro párrafos con el que pretende refutar las acusaciones, e indica que su fuerza de 2.300 integrantes se siente "orgullosa de nuestro record de trabajar con muchas comunidades distintas en el condado Suffolk, incluyendo la comunidad latina".

La agencia policial fue investigada por el Departamento de Justicia después del asesinato en 2008 de un inmigrante ecuatoriano y llegó a un acuerdo con la dependencia federal en 2013 para mejorar las pesquisas de delitos de odio e incidentes de prejuicios.

La muerte apuntó los reflectores hacia el condado Suffolk, que ha experimentado un influjo de inmigrantes de Centro y Sudamérica en los últimos 15 años.

El Southern Poverty Law Center dio a conocer un reporte tras la muerte en 2008 del inmigrante Marcelo Lucero, en que se documentan ataques continuos contra hispanos en el condado Suffolk desde 2000. Siete adolescentes de Long Island fueron sentenciados en el caso de Lucero. El hermano de la víctima, Joselo Lucero, fue uno de quienes tomaron la palabra en la conferencia de prensa del jueves.