Suspenden vuelos a Argentina por la ceniza del volcán Calbuco en el sur de Chile

  • La nube de cenizas tras la erupción llegó a Buenos Aires y obligó a la cancelación de vuelos internacionales.
  • Es la región argentina más afectada por su cercanía con el volcán es la Patagonia.
  • También hay cierre de carreteras.

Los tableros de vuelos del Aeropuerto Internacional de Ezeiza y del aeroparque metropolitano de Buenos Aires comenzaron a llenarse de cancelaciones el viernes, e incluso algunos aviones fueron desviados hacia Uruguay para evitar riesgos por falta de visibilidad.

La nube de cenizas provocada por la erupción del volcán Calbuco, en el sur de Chile, llegó a la capital argentina y obligó a la cancelación de vuelos internacionales, mientras que en la Patagonia se mantiene el estado de emergencia.

La región argentina más afectada por su cercanía con el volcán es la Patagonia, ya que las ciudades de San Carlos de Bariloche, San Martín de los Andes y Villa la Angostura permanecen cubiertas de una lluvia intermitente de ceniza.

La imagen más repetida fue la de personas cubiertas con mascarillas para evitar respirar la ceniza El comité de emergencia, organizado entre el gobierno nacional y los gobiernos provinciales, acordaron suspender clases y cerraron oficinas públicas y bancos hasta que se resuelva la situación.

También hay cierre de carreteras dada la peligrosidad de circular en medio de la oscuridad provocada por una ceniza que, especialistas argentinos ya descartaron que sea tóxica.

Además del impacto físico, los pobladores de estas ciudades, que son una importante región turística, sufrirán una merma en el número de visitantes.

Ante la emergencia, las calles permanecen vacías ya que la gente prefirió refugiarse en sus casas y hay incertidumbre sobre las elecciones previstas para el próximo domingo en la provincia de Neuquén.

La imagen más repetida fue la de personas cubiertas con mascarillas para evitar respirar la ceniza, aunque hubo denuncias porque comerciantes pretendieron aprovecharse de la crisis e incrementaron los precios de los cubre bocas y del agua embotellada.