La economía de Texas ha comenzado a mostrar serios signos de debilitamiento conforme los precios del petróleo se mantienen a la baja y la industria relacionada con la extracción de crudo continúa eliminando puestos de trabajo.

Texas registró en marzo pasado la primera baja en el número total de empleos creados, en más de cuatro años. La entidad perdió 25 mil 400 empleos el mes pasado, de acuerdo con la Comisión Laboral de Texas.

La pérdida de empleos en Texas fue la mayor de 31 entidades que registraron una disminución de los puestos de trabajo durante marzo.

El año pasado, Texas creó la segunda mayor cantidad de empleos en todo EU Las cifras de la Comisión Laboral de Texas vienen a confirmar lo que los economistas habían pronosticado.

Los especialistas habían previsto desde hace algunos meses que de persistir los bajos precios del petróleo, Texas comenzaría a registrar perdidas netas en puestos de trabajo, tras haber creado miles de nuevos empleos cada mes durante 53 meses consecutivos.

La última vez que se produjo una disminución en el empleo en Texas fue en septiembre de 2010 cuando se perdieron 600 puestos de trabajo ese mes.

El mes pasado, la industria de servicios, comercio y transporte, registraron una disminución de puestos de trabajo más alta que la industria del petróleo, la minería y el gas, áreas en las que se perdieron dos mil 800 empleos en marzo.

En total, las empresas de servicios recortaron 14 mil 500 trabajadores el mes pasado. Los empleos en la construcción se redujeron en cinco mil 800 y en la manufactura disminuyeron en dos mil 300 puestos de trabajo.

A pesar de la pérdida de empleo registrada en marzo, Texas aún mantiene un balance positivo en la creación de puestos de trabajo durante el último año.

En los últimos 12 meses, la entidad ha sumado 327 mil nuevos empleos, para un índice de crecimiento del empleo de 2.9 por ciento, superando el índice nacional de crecimiento de 2.3 por ciento.

El año pasado, Texas creó la segunda mayor cantidad de empleos en todo el país, al sumar unos 407 mil 400 nuevos puestos de trabajo, superado solo por California, donde se crearon 471 mil 200 empleos en 2014.