Eric Holder confirma la renuncia de la directora de la DEA por las fiestas sexuales en Colombia

La jefa de la DEA, Michele Leonhart, anunció el martes su retiro de la agencia antidrogas, informó el secretario de Justicia Eric Holder en un comunicado.

Michele dirigió esta distinguida agencia con honor Leonhart había enfrentado creciente presión para renunciar por parte del Congreso, donde algunos pusieron en duda su capacidad tras un crítico reporte que detalla acusaciones de que agentes de la DEA asistieron a fiestas sexuales con prostitutas.

Holder dijo que Leonhart, una agente antinarcóticos de carrera que ha estado al frente de la DEA desde 2007 y es la segunda mujer en ocupar el puesto, dejará su cargo a mediados de mayo.

"Michele dirigió esta distinguida agencia con honor, y he estado orgulloso de considerarla mi socia en la labor de salvaguardar la seguridad nacional y de proteger a nuestros ciudadanos del crimen, la explotación y el abuso", dijo Holder. El secretario dio crédito a Leonhart por el desmantelamiento de violentas organizaciones narcotraficantes.

Leonhart había sido duramente criticada por su respuesta al reporte sobre la DEA, y un grupo de legisladores señaló en un comunicado que ella era "deplorablemente incapaz de cambiar" la cultura de la agencia.

La mayoría de los integrantes de  la Comisión para la Supervisión del Gobierno dijeron que habían perdido la confianza en ella  Luego de una desastrosa comparecencia ante la Comisión para la Supervisión del Gobierno de la Cámara de Representantes la semana pasada, la mayoría de los integrantes de la comisión dijeron que habían perdido la confianza en ella y que "carece de la autoridad y voluntad para tomar las decisiones necesarias para achacar responsabilidades a quienes ponen en riesgo la seguridad nacional y deshonran sus puestos".

El reporte del Departamento de Justicia que puso en riesgo el trabajo de Leonhart recopiló acusaciones de que agentes antidrogas asistieron a fiestas sexuales con prostitutas, algunas de ellas pagadas por líderes de cárteles locales en un país extranjero. La DEA informó que los hechos sucedieron en Colombia.

El comunicado en el que se expresaba su desconfianza en la funcionaria fue firmado por 13 demócratas y nueve republicanos de la Cámara de Representantes, incluido el presidente de la comisión, Jason Chaffetz, así como el principal demócrata. Chaffetz incluso llegó a decir que Leonhart debería renunciar o ser despedida.

Durante el periodo de Leonhart al frente de la DEA, la agencia fue responsable de varios casos notables, incluida la aprehensión en 2014 de Joaquín Guzmán Loera, alias 'El Chapo', en México.

Pérdida de confianza en Leonhart

El Departamento de Justicia no especificaba el país en el que se celebraron las fiestas, aunque un alto funcionario del Gobierno citado por medios locales afirmó que se trataba de Colombia.

Los agentes se sometían al riesgo de "extorsión, chantaje o coacción" al celebrar las fiestas en el lugar de trabajo La pasada semana el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes dijo que había perdido la confianza en Leonhart para dirigir la agencia.
El comité aseguró que tras casi una década como directora no había conseguido cambiar la cultura de la agencia antidroga y que había consentido o hecho la vista gorda por esos comportamientos.

De acuerdo con las investigaciones del Departamento de Justicia, en las fiestas pagadas a los agentes de la DEA se puso en peligro la seguridad de las operaciones de la agencia antidroga, ya que la "mayoría" de las veces estos y las prostitutas se daban cita en lugares donde los agentes tenían sus ordenadores portátiles, teléfonos móviles y otros equipos oficiales.

Además, los agentes se sometían al riesgo de "extorsión, chantaje o coacción" al celebrar las fiestas en el lugar de trabajo, según el informe.

Esta investigación se llevó a cabo en respuesta al escándalo con prostitutas en Cartagena de Indias (Colombia) que protagonizaron agentes del Servicio Secreto, justo antes de que Obama llegara a esta ciudad colombiana para participar en la Cumbre de las Américas, que se celebró del 9 al 15 de abril de 2012.

Después de este escándalo, las autoridades comenzaron a investigar a tres empleados de la DEA que, al contrario que el Servicio Secreto, sí cuenta con agentes radicados de manera estable en Colombia.